LOADING

Type to search

Cómo lograr tener un jardín Bello y Sano

Avatar
Share

… Sin gastar demasiado

 Como lo hemos mencionado en ediciones anteriores, la abuela, a quien cariñosamente llamamos ‘‘abue’ tiene inmejorables consejitos para afrontar y remediar cualquier imprevisto o problema y que ella sin tantos recursos aprendió.

  Mantener un jardín no tiene porque ser algo difícil, ya que la mayoría de las abuelas siempre los tienen impecables, en este caso la abue nos regala sus consejos para que logremos tener un jardín bello y sano como el de ella.

  La abue  nos cuenta que no es necesario fertilizar tanto nuestro jardín para que este bello y sano, ella asegura que solo fertilizando en la época primaveral, nos garantizara los resultados que esperamos, aunque tenemos que tener más cuidados porque en estos tiempos es cuando aparecen plagas por el calor.  La clave es mantener limpio tu jardín.

  Escoge un césped que se adecúe al clima, condiciones de suelo y estilo de vida. Siempre revisa la etiqueta de las semillas para que veas con claridad las variedades que tiene. También busca una fecha de germinación que sea menor de un año. Y compra semillas “que no tengan hierbas”. Cubre la semilla con una capa de tierra fina, abono orgánico o aserrín. Agrega fertilizante básico y apisona bien la tierra con la parte de atrás de un azadón o una pala. A las semillas les va muy bien con tierra ligeramente compacta.

  Un dato muy importante es que se recomienda no cortar el césped con tanta frecuencia, es porque debilita las raíces. Nunca cortes más de un tercio de la altura total de la brizna. Asegúrate también de aumentar la altura de corte. Corta el césped con menos frecuencia a medida que el mercurio aumente, ya que es en ese momento cuando el jardín crece más lento.

  Con esto promocionarás un sistema de raíz más profundo y evitarás que crezcan malezas y otras malas hierbas de temporadas cálidas. “Si sigues cortando el césped en temporadas frías durante periodos de estrés extremo, sólo conseguirás exterminarlo”. Si tu césped presenta un color blanquecino, probablemente estés cortando mucho de la parte superior. 



  Riega de forma profunda y poco frecuente: una pulgada a la semana es la regla general, aunque podría necesitar regar con abundante agua y con frecuencia durante las temporadas cálidas. Y no tengas miedo de dejar que el césped esté aletargado durante una temporada seca; se volverá verde de nuevo cuando la temporada de lluvias regrese.

  Riega temprano en la mañana, antes de que el sol y el viento eviten que el agua llegue a las raíces. El riego en la noche causa la aparición de moho.

  Con respecto a las plantas todo es cuestión de alimentación y amor, asegura la abue, ya que sus plantas están preciosas en todas las temporadas.

  Nos comenta que una vez al mes les coloca con su riego un alimento para que se vean y estén sanas y fuertes. Durante la época de frío el riego es más esporádico, pero durante el calor es diario por los grandes calores por los que pasan las plantas en California.

   ~Con los consejitos de la abue seguramente podrás solucionar ‘naturalmente’ muchas situaciones cotidianas, así como conocer algunos tips que pueden ahorrarte tiempo y dinero en casa.

¡Buena suerte!

Siguenos:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux