LOADING

Type to search

¿Cómo nos mostramos?

Avatar
Share


La mayoría de las veces elegimos con mucho cuidado lo que mostramos a los otros de nuestras personalidades. Imagine que tenemos una casa con muchísimas habitaciones y sólo mostramos aquellas que queremos mostrar de acuerdo a la persona que nos viene a visitar. Siempre vamos a mostrar las habitaciones que queremos exponer en relación a la persona que tengamos delante. Posiblemente siempre sea más lo que NO se muestre que lo que SÍ se muestre. Abrimos las puertas de las habitaciones que solamente queremos mostrar, pero quizás algunas de esas puertas que también quisiéramos abrir para compartir con otros, las dejamos cerradas, tal vez por nuestra propia inseguridad. Es cierto también que algunas de ellas jamás serán abiertas a nadie.
Y eso es saludable porque cada uno de nosotros tiene soledades y secretos que hay que cultivar también, de la misma manera que hay que cultivar todo lo que sí decidimos compartir. Es como si, cuando nos mostramos, fuésemos un iceberg en el que se ve solamente la parte que surge del agua. Hay una parte de ese iceberg que es más grande y que está debajo del agua y nadie la ve.
Es la parte de nuestra personalidad que no se está mostrando. El espejo social (el “qué dirán de mí”) siempre hace que juguemos al juego de cómo nos vamos a mostrar. Nos condiciona en cierta manera porque generalmente nos interesa más lo que los otros piensan de uno que lo que uno piensa de sí mismo. Por eso, muchas personas actúan como si vivieran una película metida en su propia vida. Muestran sentir cosas que no sienten, fingen emociones, fingen pasiones y hasta fingen seguridades. A ese iceberg de la personalidad lo llevamos a todos lados y hasta cuidamos lo que queremos mostrar o lo que queremos decir.
En nuestras conversaciones, generalmente, en vez de “buscar primero entender al otro” caemos en el “entiéndeme a mí y después me dices.” ¿No es ésta la manera en que la mayoría de las veces tratamos de comunicarnos? Nos gusta más ser escuchados que escuchar porque obviamente es más fácil y menos trabajoso. Si todos vemos la realidad de una manera distinta, ¿por qué, entonces, no esforzarnos por entender cómo está viendo esa realidad la persona con la que estamos hablando? En la próxima edición el tema a tratar será: ¨El lenguaje corporal ¨
Si lo desea puede contactar a Jorge Rabaso a través de su email: rabaso@rabasoeducation.com, puede visitar la página: www.las12llaves.com o ver sus vídeos aquí: Video 12 llaves

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux