LOADING

Type to search

¿Cómo podemos protegernos contra enfermedades transmitidas sexualmente?

Avatar
Share

Por: Dr. Juan Félix

Si bien abril fue el mes de la conciencia de las enfermedades transmitidas sexualmente (ETS), pero este es un tema tan importante y crítico que no solo un mes, sino todo el año debemos protegernos contra esas enfermedades. El problema radica, según muestran algunas investigaciones en que este tema no suele ser abordado en la comunidad hispana – y, particularmente, entre y con las mujeres latinas. Sin embargo, la prevalencia y los riesgos de salud asociados con ciertas enfermedades de transmisión sexual (ETS), como por ejemplo el virus del papiloma humano, o VPH – la ETS más común – es algo que necesita ser discutido. 

   ¿Qué es el VPH? ¿Cómo está conectado con el cáncer de cuello uterino?

  • Hay muchos malentendidos en torno al VPH – especialmente en la comunidad hispana, donde las mujeres no son dadas a hablar de ello con su médico. La verdad es que el VPH es muy común – 8 de cada 10 mujeres y hombres contraen el virus en algún momento de sus vidas – y a menudo el sistema inmunológico del cuerpo lo elimina por sí solo.

  • El cáncer cervical es muy prevenible cuando se realizan los exámenes adecuados. La prueba de Papanicolaou es una de las maneras más eficaces para detectar el cáncer de cuello uterino precoz. 

  ¿Qué deben hacer las latinas para minimizar su riesgo de contraer ETS?

  •  La manera más efectiva de reducir el riesgo es usar protección. Los condones son eficaces para reducir el riesgo de contraer una ETS, pero no protegen de todas las enfermedades.

 • Los estudios demuestran que las latinas son menos propensas a recibir chequeos regulares, haciendo que su índice de mortalidad sea un 50 por ciento más que el de las mujeres blancas. Es importante para las mujeres de todas las edades – y particularmente las latinas – tener chequeos regulares con su médico. Con la detección temprana, el cáncer de cuello de útero y ciertas enfermedades de transmisión sexual pueden ser controlados.

  Un poco más sobre los tipos de pruebas disponibles

  • Las pruebas varían, gonorrea y clamidia pueden ser detectadas con pruebas moleculares usando la misma muestra tomada al tiempo de la prueba de Papanicolaou y con examen de orina para las mujeres. Para los hombres, se toma una muestra del líquido del pene. Pruebas de sangre son recomendadas para el VIH, hepatitis B y sífilis. No hay pruebas para detectar el herpes y el VPH en los hombres, pero para las mujeres la detección del VPH aumenta la prevención del cáncer de cuello uterino sobre la prueba de Papanicolaou sola.

  • Hay dos pruebas utilizadas para detectar el cáncer de cuello uterino. La prueba de Papanicolaou, que comprueba los cambios celulares precancerosos en el cuello uterino; y la prueba del VPH, que identifica la presencia y el tipo de infección por VPH. Cuando estas pruebas se realizan simultáneamente, se llama co-prueba.

  • Las directrices profesionales recomiendan que las mujeres comiencen a hacerse la prueba de Papanicolaou cada tres años después de cumplir los 21 años. Una prueba de Papanicolaou+VPH, o co-prueba, se recomienda para mujeres de 30 a 65, cada tres a cinco años.

  ¿Qué deben preguntar a su médico las latinas?

  • Para las mujeres menores de 30 años, asegúrese de preguntar acerca de la prueba de Papanicolaou, y para las mujeres de 30 años o más, asegúrese de preguntar acerca de cómo obtener una combinación de Papanicolaou y la prueba del VPH para detectar el cáncer de cuello uterino.

  Recuerde visitar periódicamente a su médico!

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux