LOADING

Type to search

Con la frente Marchita.

Avatar
Share

Aún en medio de una terrible recesión económica como la que estamos viviendo, siempre habrá quienes salgan beneficiados. Pregúntele usted por ejemplo a los banqueros, a los especuladores, a los ex-dir

Por: José Martín Sámano

“…En la adversidad conviene muchas veces tomar un camino atrevido…” Séneca. Filósofo Latino

Aún en medio de una terrible recesión económica como la que estamos viviendo, siempre habrá quienes salgan beneficiados. Pregúntele usted por ejemplo a los banqueros, a los especuladores, a los ex-directivos las grandes financieras, cómo les ha ido con los billones de dólares que les ha soltado la administración Bush durante las últimas semanas como premio a sus equivocaciones. Ellos, los más ricos, ni sufren ni se acongojan conscientes de que “Papá Gobierno” siempre saldrá al quite con tal de evitar un colapso total del sistema de libre empresa.

En cambio, los más humildes y sobre todo los indocumentados son los que a final de cuentas acabarán siendo devorados por la crisis. Perseguidos por la Migra, atacados por una ola de leyes racistas y ahora
también acorralados por el desempleo, muchos miles de inmigrantes han comenzado o ya están planeando el triste retorno a sus países de origen. Muchos se preguntarán en el trayecto de vuelta a casa, si realmente valió la pena haber dejado todo atrás y soportar toda clase de penurias sólo para descubrir que el sueño americano ha pasado a ser un mito. Sin embargo, lo más grave es que cuando esos migrantes lleguen a sus comunidades, seguramente se darán cuenta de que las cosas ahí están igual o peor que en Estados Unidos. En el caso de México, por ejemplo, la promesa de Felipe Calderón de crear 800 mil nuevos empleos cada año ha resultado un verdadero fracaso. Las cifras varían, pero hay quienes dicen que no llegan ni siquiera a los 380 mil, de los cuales muchos son sólo empleos temporales. Por si fuera poco, arrastrado por la crisis en Wall Street, el pronóstico de crecimiento de la economía mexicana ha bajado a un raquítico 1.8 por ciento para el 2009.

A todo esto agréguele una baja en los precios del petróleo y una importante disminución en las remesas para darnos cuenta del sombrío panorama que les espera a los repatriados en todo el continente. ¿Cuánto durará esta tormenta? Hay quienes dicen que no menos de dos años, pero también hay quienes opinan que podría tardar décadas…. Pero Digan lo que digan, lo único cierto es que esto apenas comienza.

José Martín Sámano es conductor del Noticiero Nacional Azteca América.

Siguenos:
Previous Article
Next Article

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Next Up

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux