LOADING

Type to search

COSAS SENCILLAS QUE PUEDEN CAMBIAR EL MUNDO

El Lic. Vidriera
Share

Se te ha dicho y repetido que, si sigues haciendo lo mismo de siempre y de la misma manera, en vano esperarás resultados diferentes.

De otra manera dicen lo mismo cuando afirman que el que el que no conoce la historia está condenado a repetirla……. Yo sólo digo que tan tarugos son los unos como los otros.

Tropezar dos veces con la misma piedra, es pendejez, pero tropezar una y otra vez y muchas veces con la misma piedra, ni siquiera se puede decir que sea de ciegos, (mis respetos para los ciegos que ven más que muchos videntes) es de atarantados. Ni siquiera se puede decir que sea de irracionales, que los animales son más sensatos que los humanos en cuanto a hacer pendejadas se refiere.

Hoy en día, medio mundo está protestando su inconformidad con la vida que les ofrecen los grupos que los ‘gobiernan’ económica y políticamente. La otra mitrad no protesta porque son los que gobiernan, o gente de a tiro tan jodida que su esclavitud moderna no les permite ni la libertad ni el tiempo de protestar.

Sí, no vayas a creer que son cuentos, mucha gente no está satisfecha con su modo de vivir, muchísima gente, y no es tanto que quieran más comodidades y más diversiones, lo que quieren es más esperanzas, menos esclavitud, más seguridad, menos guerras, más paz. Queremos más y verdadera injerencia en las decisiones que afectan a todos. Menos engaños, más sinceridad. Todo eso y más queremos… y creemos que se son cosas que se podrían lograr. Pero para lograrlo necesitamos cambiar de camino. Necesitamos hacer las cosas de manera diferente a como las hemos venido haciendo hasta ahora.

Y no se necesita hacer cosas grandiosas ni monumentales, ni grandes movimientos ni protestas. Ya decapitamos reyes y burócratas, y pronto los reemplazamos por otros nuevos iguale o peores; ya derrocamos gobiernos malos y pronto los reemplazamos por otros nuevos y peores. Ya hicimos una y otra guerras mundiales para acabar con las guerras y lo que pasó fue que las guerras se multiplicaron y han seguido sin fin. No es por allí, María, la cosa es por otro lado.

El mundo y nuestro modo de vivir lo podemos cambiar empezando con cosas sencillas, elementales, por ejemplo: enseñar a los hijos a no desperdiciar comida, enseñarles que es mejor servirse dos veces que servirse de más comer la mitad y tirar el resto. Con ese detalle tan simple, el mundo andaría mejor. Un simple detalle puede desencadenar otros muchos que cambien el mundo. Si no eres capaz de ver lo que cambiaría si aprendiéramos a no desperdiciar comida, tendremos que educarte un poco. 

Otro detalle insignificante que podría cambiar el mundo es enseñar a los niños a no tirar basura. ¡Les podemos enseñar y no lo hacemos! Te imaginas lo limpio que estaría hoy el mundo con tan sólo que los viejos de ahora hubiéramos sido conscientes de que al tirar basura afeábamos y hacíamos daño al planeta y que hubiéramos educado a los hijos para que no tiraran basura…. ¡Uhhh, ni te imaginas lo diferente que sería el mundo…!  Si dejáramos de producir basura para empacar basura. Nomás espérate a que pase Navidad para que veas cómo van a quedar los basureros colmados de la basura que compramos para envolver regalos, regalos que más temprano que tarde terminarán también en la basura… en el basurero de los desperdicios de esta humanidad.

Si de no desperdiciar la comida, si de saber disponer o encontrarles nuevos servicios a lo que no sirve, pasáramos a no desperdiciar nuestras vidas y a darle un mejor uso, el mundo sería diferente y mejor, más provechosa y feliz sería la vida de los humanos en este planeta…. No se necesita mucho, simplemente basta con pensar qué es lo que más nos beneficia, y hacerlo, y qué es lo que más nos perjudica, y evitarlo.

Hay gente que dice que los niños de ahora son muy inteligentes, más que los de antes, que porque desde bien chicos saben de tecnología…  ¿Sabes por qué los niños aprenden tan rápido a manejar el teléfono y la tableta? Si no sabes, de veras que estás menso ¡Porque te ven con el fregao teléfono todo el día! Por eso aprenden. ¿Te imaginas lo que sería el mundo si nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos nos hubieran visto todo el día con un libro, como hoy andamos con el teléfono?  ¡Otro mundo!  ¡Pos eso es lo que queremos…Otro mundo! Te podría dar más ejemplos de cosas sencillas que todos podemos hacer para lograr un mundo mejor, pero el papel se me está acabando. Empieza por estas tres cosas sencillas: Enseña a tus hijos (con tu ejemplo) a no tirar basura, a no desperdiciar comida y a leer…. y muchas cosas buenas vendrán por añadidura.

El Pilón.- Si el muchacho o muchacha no quiere aprender o le hace al llorón, unas buenas nalgadas, o un cintarazo, a tiempo, les evitarán muchos problemas después en la vida. Eso también hace falta hoy en día.

Next Up

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux