LOADING

Type to search

Cuidado facial: Para una piel bella, saludable y brillante

Avatar
Share

A qué mujer no le satisface tener un rostro bien cuidado, a todas de seguro!, y para lograrlo es necesario tener ante todo mucha disciplina. Lo primordial es encontrar una rutina que se adapte a ti

 A qué mujer no le satisface tener un rostro bien cuidado, a todas de seguro!, y para lograrlo es necesario tener ante todo mucha disciplina.

 Lo primordial es  encontrar una rutina que se adapte a ti (y es preciso que te atengas a ese régimen de cuidado de la piel tanto como te sea posible). Es muy sencillo, hay varios pasos para tener una piel saludable y brillante:

-Limpiar, tonificar, exfoliar, hidratar-.

Si quieres saber por dónde empezar, es por la limpieza. La limpieza previene el daño en la piel eliminando el polvo, los agentes contaminantes, y la grasa excesiva de tu piel. Tan solo aplica una buena loción limpiadora o crema en la cara y cuello y masajéala con cuidado para que penetre en la piel mediante caricias en dirección ascendente. Usa pañuelos suaves para la cara o bolas de algodón pasándolos suavemente por la cara, sin frotar. Comprende que la limpieza no es una propuesta de una vez al día, debe realizarse dos veces diarias, por ejemplo por la mañana, como parte de una completa rutina de limpieza facial, y por la noche, como algo autónomo. Recuerda usar limpiadoras solubles en agua, son las mejores para incluirlas en tu rutina de cuidado facial diario.

El tónico es la parte opcional de la rutina del cuidado facial. Si limpias tu piel bien, puedes algunas veces prescindir del tónico. Si quieres eliminar todo rastro de suciedad, grasa y exceso de limpiadora, entonces el tónico está hecho para ti. Usa tónico ocasionalmente, por ejemplo cuanto te hayas expuesto a un entorno severamente contaminado. Prueba esta sugerencia en lugar de hacerlo como parte de tu rutina de cuidado diario.

La exfoliación es, de nuevo, un paso opcional en la rutina de cuidado facial diario. En todo caso la exfoliación es esencial al menos una vez a la semana, o dos dependiendo del tipo de piel y de las circunstancias del entorno. La exfoliación encuentra su objetivo en la rutina de cuidado facial diario por la natural disposición de la piel a reemplazar las células cada tres o cuatro semanas. Como propiedad en el cuidado diario de la cara la exfoliación ayuda a deshacerse de la piel muerta que obstruye los poros, ayudando de este modo al proceso natural de la piel. De todos modos la exfoliación excesiva o muy agresiva puede causar daños en tu piel, entonces necesitarás equilibrarla.

Lo siguiente en el cuidado facial es la hidratación. De hecho hidratar es la parte más crucial de tu rutina de cuidado facial diario. La hidratación evita que tu piel se reseque. La piel seca realmente no es en absoluto deseable puesto que provoca que se desprendan las capas superiores de la piel produciendo células muertas. De nuevo, use simples toques ascendentes para hacer más eficaz la hidratación. Las cremas hidratantes funcionan mejor si se aplican en la piel cálida y húmeda. 

De igual modo que realizas tu rutina convencional de cuidado facial diario deberías también hacer ejercicios que acompañen a ese cuidado:

– Utiliza algo conveniente para quitarte el maquillaje en lugar de simplemente lavarlo con un gel agresivo.

– Atiende a tu tipo de piel y su entorno para elegir tus productos de cuidado facial.

– Prueba nuevos productos de cuidado facial aplicándolos en una pequeña parte de la piel, por ejemplo en los lóbulos de las orejas.

– Nunca frotes tu piel muy fuerte, la fricción puede ser perjudicial.

– Haya Sol o esté nublado, utiliza protector solar para protegerse de los rayos solares.

Siguenos:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Next Up

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux