LOADING

Type to search

Dale a tu cuerpo, un día de placer!

Avatar
Share

Amigas lectoras, reciban saludos cordiales de esta su servidora que semana a semana les brinda los mejores consejos de belleza. ¿Quién no sueña con pasarse un día en un spa,

Por: Laura Díaz Campbell – Consultora de Nutrición y Belleza

Amigas lectoras, reciban saludos cordiales de esta su servidora que semana a semana les brinda los mejores consejos de belleza.

 ¿Quién no sueña con pasarse un día en un spa, donde las atenciones, los cuidados son esmerados y dados por verdaderos expertos, un personal entrenado… Pero nosotras podemos tener ese tiempo de relajación en nuestra casa, igualmente satisfactorias, como en un spa. 

 Spa: una palabra que de sólo mencionarse produce placer. Sumergirse en un baño de espumas perfumadas, sentir la caricia de una mascarilla de algas, transpirar las fragancias de las cremas, jugar con un cabello sedoso que ha recibido un tratamiento especial. ¿Qué necesitas para lograr este placer…? Tiempo, y contar con una serie de aliados. El sábado es un día ideal para llevar a cabo esta infalible rutina de belleza. Sólo hay que crear en la casa el ambiente adecuado. 

 La Noche Anterior: Descanso y una Cena Saludable

 Envuélvete en una bata de felpa muy confortable, y mientras escuchas una música suave, disfruta de una buena cena a base de pescado, verduras y un jugo de frutas naturales. Después, un baño tibio, y derecho a la cama.

8:00 a.m. Meditación. Sentada en el suelo, con las piernas cruzadas y las manos en las rodillas con las palmas hacia arriba, concéntrate en una palabra o en una frase (los yoguis dicen mantra), y repítela cada vez que exhales aire. Respira profundamente y exhala. Después relájate. 

9:00 a.m. Desayuno. Un yogurt simple con algo de canela, una rodaja de melón de Castilla, un panecillo de avena, jugo de naranja y mucha agua. Eso es todo lo que necesitas.

10:00 a.m. Estiramiento. De pie, bien derecha, mueve los brazos y las piernas, una extremidad al mismo tiempo, para despertar los nervios de las puntas de los dedos de las manos y de los pies.

10:30 a.m. Ejercicios aeróbicos de bajo impacto.  Caminar, subir alguna colina, son ejercicios que te ayudan a bajar de peso y a tonificar los músculos.

11:30 a.m. Una buena exfoliación. Después de haber sudado un poco, nada te conforta más que una ducha. Una buena dosis de crema exfoliadora también es conveniente. Su función, además de eliminar las células muertas, es activar la circulación.

12:00 p.m.: El wrap. Aplícate sobre el cuerpo algún tratamiento especial a base de hierbas (geranio o tomillo, por ejemplo), y cúbrelo con gasas o con papel plástico. El calor hace que los productos penetren varias capas celulares. Luego de 20 minutos, se enjuagan bien, dejando la piel rehidratada.

 De 1:00 a 2:00 p.m. Un baño de burbujas. El efecto de las espumas no sólo es limpiador, también aporta un beneficio mental y psicológico. El baño de tina siempre debe terminar con una ducha muy revitalizante para activar tu circulación sanguínea. 

 3:00 p.m.: Facial. El secreto de un cutis limpio y radiante es un buen facial. Luego de limpiarte bien la cara con un producto adecuado para tu tipo de piel, aplícate un poco de vapor de agua, para que todos los poros se abran. En el agua puedes echar unas gotitas de eucalipto o de menta, para que penetren en la piel y la refresquen. Con mucha delicadeza, y cuando los poros estén abiertos, extrae las impurezas. Cuando el cutis esté bien limpio, debes enjuagarlos con un poco de agua tibia, y aplicarte una mascarilla. Reposa unos minutos mientras la mascarilla trabaja, luego enjuaga con  un poco de agua tibia. Para cerrar los poros y quitar cualquier residuo de mascarilla que haya quedado, utiliza un tonificante. Si tienes el cutis graso, usa un astringente para controlar la grasa. Finalmente, aplícate una crema humectante.

 4:00 p.m. Tratamiento para el pelo. Hay muchos tratamientos efectivos para reparar las hebras del cabello dañadas. Los más populares son a base de aceite, colágenos y proteínas… Haz lo que te guste, pero te recomiendo que ensayes un estilo nuevo, porque después de todo, este día es solamente para ti. 

 5:00 p.m. Manicure y Pedicure. Dale forma a las uñas con una lima. Para la manicure, sumerge las manos en un poco de agua jabonosa, de manera que se ablanden las cutículas. Los expertos aconsejan que éstas no se corten; sólo deben empujarse hacia atrás con un asentador, suavemente. La pedicure – Generalmente los pies son las zonas olvidadas del cuerpo. 

7:00 p.m. Cena. El gran día ha terminado y, por supuesto, tú te mereces algo muy especial: Un pollo asado (sin piel) o a la brasa, pasta ligera y una copa de vino blanco. Después de esta rutina de belleza, te sentirás diferente y totalmente renovada….. Hazlo tuyo!!!

  Hasta la próxima semana! Tu consejera: LD.C.

 Amiga lectora, te recuerdo que tus preguntas puedes dejar tu mensaje al (323) 771-0082. O escríbeme a mi email: lauradiazcampbell@charter.net. o escribe tus cartas a: 7712 State St. en Huntington Park, CA. 90255.

Siguenos:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Next Up

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux