LOADING

Type to search

Dan cuatro años de cárcel a una pareja de EEUU por servir cerveza en la fiesta de su hijo, de 16 años.

Avatar
Share

Una pareja de matrimonio está en prisión, donde tendran que quedarse mas de dos años, por haber servido cerveza a los invitados de su hijo, que festejaba

Una pareja de matrimonio está en prisión, donde
tendrán que quedarse más de dos años, por haber
servido cerveza a los invitados de su hijo, que festejaba
sus 16 años… Esto si que es de Enterarse y
Sorprenderse!

El caso se ha registrado en Virginia, donde como
en varios otros estados estadounidenses, se puede
conducir a los 15 años y medio, votar o enrolarse
en el Ejército e incluso comprar un arma a los 18,
¡ah!, pero se tiene que esperar a cumplir 21 años
para tener el derecho de beber alcohol… Así de incongruentes
son algunas leyes en este país.

El 16 de agosto del 2002, una treintena de adolescentes
de 12 a 18 años participaron del cumpleaños
de Ryan, en su domicilio, y bajo la vigilancia de sus
padres, Elisa Kelly, de 42 años, y George Robinson,
de 52 años, en Charlottesville.

Guardaron las llaves para que no condujeran
Temiendo que los invitados bebieran a escondidas,
los padres optaron por comprar 350 dólares en cerveza
y otras bebidas alcohólicas, y previeron que
todos los invitados pasaran la noche allí. Incluso les
quitaron una media docena de llaves de automóviles
para evitar cualquier riesgo de accidente.

Pero los padres fueron denunciados y la Policía
puso fin a la fiesta hacia las once de la noche.
La pareja fue arrestada y condenada a seis meses
de prisión por cada uno de los nueve adolescentes
en los cuales se detectó un “nivel medible” de alcoholemia.

En total, cada uno de los padres fue condenado
a 4 años y 6 meses de prisión, que puede
reducirse a la mitad por buena conducta.

 

Un preso condenado a muerte
organizó un concurso de chistes
para seleccionar sus últimas palabras

Un hombre condenado a muerte en Texas por doble
asesinato organizó un concurso de chistes en
internet para seleccionar así sus últimas palabras
antes de que le sea aplicada la inyección letal.

“Disfrutaré mis últimos días en la Tierra … les
pido que difundan el concurso que estoy organizando.
Quiero que la gente me envíe sus mejores
chistes, para que yo y otros con fecha de ejecución
nos podamos reír”, dijo Patrick Knight, 39 años,
en una entrevista desde la prisión. Knight prometió
que leerá el chiste ganador cuando se le pida su
última palabra antes de morir.

Condenado por el crimen de dos vecinos en 1991,
Knight ha pasado los últimos 16 años en el llamado
corredor de la muerte en Texas, el estado
responsable de un tercio de las ejecuciones en Estados
Unidos desde que la pena capital fue reinstaurada
en 1976.

Relajado y contando chistes, Knight se puso serio
cuando llegó el turno de explicar por qué el
corredor de la muerte necesita una inyección de
humor: “Tenemos una situación donde hay personas
que son inocentes -yo no soy uno de ellos- se
necesitan chistes allá, algo que alivie la tensión”.
Pero Knight no demostró tensión cuando dijo “la
muerte es mi castigo, he aceptado eso, es lo que va
a ocurrir. Si uno tiene que irse, es mejor hacerlo
con una sonrisa”.

Entérese y Sorpréndase que Knight, en forma
irónica, tituló su página en internet ‘Dead man
laughing’ (‘Hombre muerto riendo’).

Siguenos:
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux