LOADING

Type to search

De alma mexicana, pasión española y sentimiento argentino, con su música, frescura y energía conquistó y cautivó a toda una generación adolescente

Avatar
Share

‘‘Mi padre, un músico aventurero, arriesgó todo y decidió abandonar su patria, España para seguir su sueño. Mi madre, con una voz capaz de tocar almas. Su familia dejó su natal Argentina…

‘‘Mi padre, un músico aventurero, arriesgó todo y decidió abandonar su patria, España para seguir su sueño.

Mi madre, con una voz capaz de tocar almas. Su familia dejó su natal Argentina para poder llegar con su música a toda América latina.

Se vieron envueltos por la energía de esta tierra mística llamada México, donde nací.

Y así, jugando y aprendiendo sobre la vida entre bastidores, experimenté la magia de cuando una canción, el artista y el público se conectan.

Aquí es donde mi Tía Noemí, entró a mi vida. Ella era socia de mi madre en la música, y que mejor “cómplice” que ella podría tener para el plan que tenía en mi mente y en mi corazón. Con su ejemplo de disciplina, esfuerzo y valor, comencé a tocar puertas. Trabajando duramente y confiando en la voz de mi corazón, la oportunidad llegó a mi puerta… Una audición para una compañía de discos, Sony Music. La suerte estaba de mi lado, la oportunidad de grabar mi primer álbum y cumplir mi más grande sueño, estar frente a las luces y sentir esa conexión con el público’’.

… Con estas palabras, María Fernanda Blázquez Gil, conocida mundialmente como ‘‘Fey’’ hace referencia a los orígenes de su vida y carrera.

Mezcla de sangre argentina y española, la mexicana de amplia sonrisa nació un 21 de julio de 1974, en México, recorrió el mundo entero con su pañuelo amarrado a la muñeca y sus coreografías por demás enérgicas pero sus apariciones fueron cada vez más esporádicas, a pesar de que sus hits “Media naranja” y “Azúcar amargo” son recordados por toda una generación.

Fey comenzó a golpear puertas siendo apenas una niña: su primera presentación fue en un festival de radio y debutó en televisión con tan sólo diez años. Luego de recorrer un largo camino, la artista lanza, en 1995, “Fey”, su primer disco que tuvo temas como Tirando a matar, Me enamoro de Ti y La noche se mueve aunque, sin dudas, el mayor éxito Media naranja, un tema que se mantuvo en los primeros lugares por largo tiempo.

La vida de Fey se transformó en forma radical y aquel sueño lejano de convertirse en una estrella se hizo realidad. Con su primer álbum bajo el brazo y el éxito de su lado, emprende su primer gira internacional, realizando varias presentaciones en Brasil, Chile, parte de Estados Unidos, todo Centroamérica y México, donde arrasó con las localidades y colmó varios teatros.

En 1996 llegaría su segundo disco, Tierna la noche, el cual vendió varios millones de unidades y desprendió uno de sus máximos hits: Azúcar amargo canción que, la generación adolescente de los noventa, aún hoy recuerda con cariño y un dejo de nostalgia. Y de aquí siguieron varios discos y éxitos, hasta llegar “Faltan Lunas”, su última producción.

Recientemente Fey aparece en la revista Quién, donde revela todo sobre su divorcio y planes. También relata la ruptura con Emi la cual fue causada por las diferentes formas de pensar. Fey ha anunciado que se encuentra trabajando en un nuevo disco con una nueva compañía discográfica (aún no revelada) y probablemente la veamos incursionar en el séptimo arte. Así es Fey multifacética, con una gran energía que nos refleja en nuestra portada.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux