LOADING

Type to search

¿De qué manera puedo lidiar con el excesivo sudor y mal olor?

Avatar
Share

Amigas (y amigos) lectores, es un gusto compartir de su grata compañía a través de esta columna; y en esta ocasión contestaré un par de cartas que tan gentilmente me hacen llegar y que seleccioné…

 Por: Laura Díaz Campbell – Consultora de Nutrición y Belleza

     Amigas (y amigos) lectores, es un gusto compartir de su grata compañía a través de esta columna; y en esta ocasión contestaré un par de cartas que tan gentilmente me hacen llegar y que seleccioné porque ambas se refieren al mismo tema, el sudor.

Pregunta: “Laura, antes que nada te agradezco que incluyas preguntas que algunos atrevidos, como yo te hacemos. Siendo hombre me preocupo por mi aspecto. Mi problema más que nada es mi mal olor y que sudo mucho. Siento que soy atractivo hacia las mujeres pero el mal olor que despido y la excesiva sudoración me acompleja. Por favor dame algún consejo, pues aunque me baño diario y uso buenos desodorantes y perfumes no me están dando buenos resultados. Este problema me da vergüenza y por eso lo comparto contigo para ver qué me podrías recomendar. Ojalá que tengas un consejo efectivo que ofrecerme”.

Respuesta: Te voy a sugerir varias reglas a seguir…

(1) Todas las mañanas tómate el jugo de uno a tres limones. El Profesor N. Capo en su libro “Mis Observaciones Clínicas Sobre El Limón, El Ajo y La Cebolla”, señala que “la humanidad está acidificada. Por eso necesita mucho limón para aliviarse” En otras palabras, cuando el cuerpo está muy intoxicado suda más para purificarse, pero gracias a que el limón lo desintoxica, poco a poco las glándulas de sudoración se equilibran.

(2) Para controlar el mal olor diariamente báñate con un jabón de “Tea Tree Oil” orgánico.

(3) También incluye tomar una tableta de ajo desodorizado, pues gracias a sus funciones anti-bacteriales controlarás la producción de bacterias que causan mal olor. 

(4) Incluirás en tu alimentación una a tres frutas sobre todo manzanas.

(5) Bebe suficiente agua, pues en tiempos de mucho calor el cuerpo necesita más líquidos y si no se los das entonces sudarás más para refrescarte.  

(6) Disminuye el consumo de carnes rojas como res y puerco. De comer carne elige pescado y pollo sin pellejo. 

(7) Evita el alcohol y cigarro porque estos empeoran el mal olor y la sudoración excesiva por intoxicación. 

(8) El problema empeora con el estrés de la vida moderna. Para controlar sus síntomas, tómate diariamente una tableta de “Adaptogénico Anti-Estrés & Anti-Oxidante” orgánico.

(9) Vístete con más telas naturales como el algodón y evita las sintéticas como el nylon.

(10) Para el mal olor has el siguiente remedio: 

 Licúa uno a dos jitomates con un litro de agua y colado perfectamente se lo revuelves a una cubeta con agua tibia. Finaliza tu baño matutino enjuagándote con esta agua.

¡SUDO DEMASIADO!

Pregunta: “Laura con nada logro evitar sudar demasiado. Tengo 46 años de edad y últimamente siento que apenas termino de bañarme y ya estoy sudando nuevamente sobretodo en mi frente. Esta situación me apena mucho. ¿Qué puedo hacer?” 

Respuesta:  Toma en cuenta que la sudoración se incrementa por los siguientes factores tales como: ansiedad, ataques de pánico (aparentemente es uno de tus síntomas), reacción a algunos medicamentos, ciertas infecciones y menopausia. Por tu edad además de regirte por las sugerencias anteriormente dadas, también incluye un regulador hormonal como el “Over 40 And Stll Young”, para que comiences a controlar síntomas menopáusicos.

UTILICEN EL PODER DE SU MENTE

 Se ha descubierto que en muchos casos el mal olor y la sudoración tiene un trasfondo mental. Se dice de un caso clínico de una mujer que habiendo sido violada de niña, ella había borrado tan doloroso suceso de su memoria. De joven cada que algún pretendiente se le acercaba ella inmediatamente despedía mal olor con sudoración excesiva, pues en el fondo temía y odiaba a los hombres. Por supuesto que este caso es muy exagerado, pero aún así podemos utilizar el poder de nuestra mente para controlar algunas funciones orgánicas como el de la sudoración. En ambos casos les recomiendo el siguiente ejercicio: Todas las mañanas harán tres respiraciones profundas y completamente relajados repetirán mentalmente “Yo soy completamente saludable y todas mis funciones orgánicas son armoniosas y perfectas y por lo tanto no acepto ninguna clase de sudoración excesiva ni mal olor corporal. Esta es una orden dada que ya se ha cumplido”. 

  Amigas y amigos lectores, cualquier pregunta que tengan sobre belleza, cuidado de la piel o figura pueden hacérmela llamándome al (323) 771-0082 o también escribirme a mi correo electrónico: lauradiazcampbell@charter.net.

Siguenos:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Next Up

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux