LOADING

Type to search

Destruye para luego Construir y ser feliz…

Avatar
Share

Al estar sumergidas en situaciones negativas no vemos con claridad…

Por: Mari Lau

  Hola, una semana más compartiendo con todas ustedes algunas de las historias más comunes que nos pasan a todas en algún momento de nuestra vida. Y que estamos más que preparadas para afrontar.

  Por eso preparen el cafecito, que comenzamos con nuestra charla entre amigas…
  En esta ocasión empiezo con un pensamiento que leí hace días, el cual me hizo relacionar con nosotras mismas, y dice: “Aunque un incendio forestal puede ser aterrador, destruyendo en segundos lo que ha tardado siglos en crecer, es parte del ciclo natural de la vida de los bosques. Eliminando la madera muerta y activando la regeneración, creando las condiciones ideales para que todo crezca de nuevo”… esto mismo es lo que tenemos que hacer nosotras, destruir para poder construir.

  Tal vez pienses que estoy loca, con lo que te estoy diciendo, y tal vez sí lo esté, pero analiza y cada vez que tenemos algún tipo de desilusión y nos sentimos destruidas, nos deprimimos, nos llenamos de pensamientos negativos y un buen día nos levantamos, continuamos adelante y hasta en ocasiones mucho más fuertes que al principio.

  De eso se trata, el destruir es tan importante como construir, no puedes vivir sin experimentar las caídas y las crisis… Al principio, cualquier crisis es estresante, pero si perseveras y te esfuerzas para superar los retos y obstáculos, las oportunidades aparecen y todo terminará siendo mucho mejor.

  Tú misma puedes elegir el cambio, y éste ocurre por tres causas principales, por casualidad, porque te fuerzan o por decisión propia. Sobre las dos primeras no tienes control, pero sí sobre en la tercera. ¿Entonces por qué mejor no elegimos el cambio antes que nos fuercen a hacerlo?

  Médicos aseguran que tan pronto como nosotras mismas elegimos el cambio, automáticamente nos liberamos del estrés que nos genera el que nos vuelvan a lastimar.

    Los ciclos del cambio son como un mapa para navegar a través de la destrucción. Se creativamente destructiva, utiliza esta destrucción en diferentes áreas de tu vida para desarrollarte y seguir creciendo como ser mujer, por ejemplo:
  • Cuestiónate tus creencias religiosas, políticas y reemplaza las que encuentres anticuadas o incorrectas para otras más certeras.

  • En relación a tu pareja, si es alguien que siempre te hace infeliz o te fuerza a estancarte, pregúntate si tu vida no sería mejor sin esa persona. Habla con tu pareja y dale la oportunidad de cambiar, y si no lo hace, despídete para siempre.

  • Cuando una relación termine, facilita la transición descartando las cosas que evoquen recuerdos dolorosos. No es necesario quemar viejas cartas de amor, porque éstas son parte de tu historia, pero si traen recuerdos tristes, solo deséchalas o guárdalas en un lugar donde no tengas fácil acceso.
  Deshacerte de lo material te dará sensación de alivio y ligereza.

  • Cuando hablamos de los hábitos es un punto muy importante, ya que estos te acompañaron por un largo periodo, abandona o modifica todos aquellos que de alguna manera te traen recuerdos, o son perjudiciales para ti misma.

  • Las redes sociales en este momento muestran cosas que tal vez nos lastimen, por eso lo mejor es eliminar de ellas todos los contactos que te pueden traer algo negativo a tu vida.

  Busca la dirección correcta de tu vida y, si fuera necesario, toma como referencia la naturaleza, el fuego que destruye mucho para luego volver a florecer, así tú, destruye lo que te está molestando para que sigas avanzando y construyendo tu propio bienestar.
…¡Y sé feliz ante todo!

 

Siguenos:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux