LOADING

Type to search

Don Cheto

Avatar
Share

Fue un domingo benévolo en el parque Whittier Narrows, el calor no fue tan agobiante como en días anteriores, aunque sí predominaba el calor humano y el colorido de las miles de personas que…

 Auténtico, dicharachero y “desbordante” de buen humor así es este locutor que con sencillez agradece a su público el apoyo, que lo ha convertido en uno de los consentidos de la radio.

Por: Martha Lizola

 Fue un domingo benévolo en el parque Whittier Narrows, el calor no fue tan agobiante como en días anteriores, aunque sí predominaba el calor humano y el colorido de las miles de personas que presenciaban el evento que, con motivo de los festejos de la Independencia de México y los países de Centroamérica; Guatemala, Costa Rica, Nicaragua, Honduras y El Salvador, organizó la radiodifusora La Qué Buena!

  Un alud de artistas de primera del género regional mexicano, colmó las expectativas del público y alguien que la gente quería ver; a Don Cheto, el locutor cuya autenticidad lo ha colocado en los primeros lugares de popularidad en todo el estado de California, así como en Texas (Dallas y Houston) y en Denver Col.

  A la emoción de toda esa gente, se sumaba la de seis personas quienes estaban en espera que se les cumpliera su sueño, ¡ganar una casa!…  Y el momento llegó! 

 Los seis finalistas, suben al escenario donde hay una puerta, cada uno escoge una llave y quien con su llave abra la puerta, será el ganador. Si el ganador tiene casa y necesita salvarla por la situación inmobiliaria que hay, se le dará el dinero para que lo haga; si el ganador no tiene casa, se le construirá una; o si tiene una casa que requiera de arreglos, se le arreglará”. 

  Y quien resultó ganadora de la casa fue la señora María Galván, vecina de Huntington Park, quien obvio es decir brincó emocionada al momento de saberlo. Don Cheto nos reafirmó lo que su programa promociona, que una segunda casa será sorteada dentro de mes y medio en otro evento de la radio La Qué Buena!   

 Pero tanto sus oyentes, como quienes nunca lo han escuchado tal vez se preguntarán: ¿Y quién es Don Cheto?…

  Don Cheto es el personaje más cotizado de la actualidad en la radio, su popularidad es tal que la gente se desborda ante su presencia y él corresponde ‘desparramando’ por todos lados y para todos, muestras de cariño. Pero, ¿qué hay detrás del personaje, cómo nació, qué le ha costado, cuáles expectativas se le abren?

  Para su creador, el haber dado vida al personaje Don Cheto en un momento de decisión, significó embarcarse en una aventura con mucho en juego, el auditorio lo aceptaba pero no había garantía que fuera un éxito. 

  Sin ser aún el popular Don Cheto, llegó a ser locutor teniendo a Pepe Garza y Tomás Rubio como alicientes. Ya en la radio él analizaba o criticaba temas musicales y fue un compañero de trabajo quien le preguntó si en el pueblo donde nació había radio, él respondió que no y que el modo de promocionarse en aquel pequeño paraje michoacano (La Sauceda), era un señor al que le pagaban porque con un altavoz colocado sobre una camioneta voceara productos o servicios.

 Le pidió que dijera gráficamente cómo lo hacía y él imitó la voz de aquel rústico promotor: ‘si li comunica a todo el poblao que en tal casa hay carni di puerco, porqui mataron un puerco’. Al auditorio le pareció chistoso y empezó a pedir por teléfono que ‘el viejito del pueblo’ les enviara un saludo. Así fue como Don Cheto adquirió su propia personalidad.        

  ¿Qué es lo mejor de Don Cheto? 

  -“Lo mejor que él tiene, es que me puedo quitar la peluca y el bigote… ¡y nadie me conoce, es una cosa maravillosa! Lástima que la panza y los años no me los pueda quitar. Este personaje es como fue el de El Santo, con máscara todos se tomaban fotos con él, sin máscara pasaba desapercibido. Es lo mismo. Si salgo con mi familia a comer, me siento tranquilo y nadie me molesta, no me toman fotos ni me apuntan con el dedo, evito que me critiquen al comer o cuánto dejo de propina. No, yo como tranquilo, nadie me molesta… ¡y no dejo propina!”.

  Don Cheto tiene 63 años y su audiencia espera de él anécdotas, consejos de remedios caseros y sobre todo su manera campechana como habla en su programa… ¿Pero, cómo es eso?

–“Ni yo lo sé, creo que todo está en la magia de caracterizarme todas las mañanas como Don Cheto. Luego, observo y dejo fluir todas mis vivencias personales, anécdotas de gente que conozco, de mis hijos y mis nietos y eso me da material para que Don Cheto salga ‘con sus ocurrencias’. En todos los años que llevamos en la radio nunca hemos tenido un productor que nos diga ‘hoy van a hablar de esto’. Con la Marlin (Marlenne), que es quien me ayuda, decimos ‘lo que Dios nos dé licencia hoy, Dios es muy grande’ y así comenzamos el programa, con cositas personales de ella o mías, cosas que le pasaron al vecino; si una señora se peleó en la tienda digo que mi esposa se peleó en la tienda, esas cosas yo las viví en los años que pasé aquí, en la ciudad de Sur El Monte, son cosas con las que el auditorio se identifica”.

¿O sea que está usted en su terruño?

–“Sí, fui uno de ellos, lo sigo siendo aunque ya no viva aquí, soy ‘barrio’ de verdad no como otros que dicen serlo. Viví con mi familia en un garaje y entonces sólo mi papá trabajaba, hubo días en que salimos a conseguir dinero para pagar la renta, sé lo que es que te corran de un lugar, sé lo que es no tener papeles por muchos años y la gente te humille por eso, o por el color de tu piel. Eso me hace pueblo y me enorgullezco de serlo”.

¿Todas esas penurias le hacen poner los pies sobre la tierra?

–“Definitivamente, por ejemplo, a mi esposa ¡le vale madre que yo sea Don Cheto! y me dice ‘tira la basura, ‘cambia’ al nieto, sácalo al parque’ y lo hago encantado de la vida. Con mis viejos amigos me llevo a mentadas de madre, a veces es bueno una llamadita y una mentada para que recuerdes quién eres y no andes de mamila. En ocasiones es la gente que rodea a un artista, un deportista o un locutor, quien no deja que las personas se acerquen y no dicen ‘ese güey que anda con tal no me permitió acercarme; dicen que fue el personaje quien no les dejó hacerlo’. Yo no quiero que jamás alguien diga: Don Cheto se portó ojeis’.

¿Qué hay en el futuro de Don Cheto u otros personajes?

–“He planeado con Pepe Garza hacer la versión femenina de Don Cheto, su esposa o algo así. Tuve un personaje antes de Don Cheto, el de un cholo mexicano llamado “El Ese”, salió algunas veces al aire y gustó, quizá más adelante lo revivamos”.

…. Y éste es Don Cheto, el viejo pachoncito, dicharachero y bailador, a quien no
le importa ‘ventanear’ a su familia y a sus amigos porque, como ellos, muchos nos identificamos con sus vivencias. Es la imagen del abuelo o del padre que algunos quisieran tener y que hoy, con orgullo, les traemos a través de nuestra portada. .•.

Siguenos:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Next Up

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux