LOADING

Type to search

Dorothy Parker

Avatar
Share

La tormentosa vida de esta poetisa y escritora, a quien se le recuerda, entre otras cosas, por ser una de las fundadoras de la Anti-Nazi League

   Dorothy Parker (Dorothy Rothschild) nació en Long Branch, New Jersey, el 22 de agosto de 1893, pero creció en el Upper West Side en Manhattan. Ella se familiarizó con la tragedia a una edad temprana. Su madre murió en 1898, cuando era apenas una niña de cinco años de edad. Y cuatro años después también falleció su madrastra. Dorothy asistió a una escuela católica, a pesar que su padre era judío y madrastra protestante. En 1913 murió su padre y al quedarse sin familia, a los 19 años, empezó a ganarse la vida tocando piano en una escuela de baile.

  A los 23, Dorothy se casó con Edwin Estanque Parker II, un corredor de bolsa de Wall Street, pero éste al poco tiempo entró al servicio militar en la Primera Guerra Mundial y dos meses después se divorciaron.

 El mismo año, ella publicó su primer poema en Vanity Fair y después consiguió un trabajo en el Vogue como asistente de editorial. Dos años más tarde, en 1919, se trasladó a Vanity Fair como crítico de teatro.
  La fama fue creciendo día con día con sus innumerables escritos y por su crítica teatral mordaz, humorista y acertada. Fue también guionista, poetisa, dramaturgo y cuentista y en todo destacó.

 Durante las décadas de los años veinte y treinta fue la auténtica reina de mundillo intelectual Neoyorquino que plantó su sede en los salones del ya mítico hotel Algonquin.

  Ahí, en la obra de “La Mesa Redonda”, la señora Parker, como le gustaba llamarse a sí misma -Dorothy,  o Dottie, como la llamaban sus amigos- desplegó  sus dotes inagotables de ingenio y los comentarios de los críticos, junto a su afición por los hombres y la bebida, la convirtieron en una auténtica leyenda.

  Dorothy se volvió a casar con el guionista Alam Campbell. Ahí fue donde ella descubrió su talento para escribir guiones, y la pareja se mudó a Hollywood, donde hizo una vida cómoda de trabajo independiente. Ella tuvo una relación muy tormentosa con su segundo marido, que acabó en divorcio.

  Reclamada por Holywood como guionista, donde cosechó algunos éxitos -un Oscar por el guión de “Ha nacido una estrella” de William Wellman-, codiciada en su faceta de columnista por los diarios y revistas más prestigiosas del país. Fracasó como autora dramática. Pero no dejó que eso empañara su fama. En Hollywood, aparte de su actividad literaria se vio envuelta en la fundación de la Liga anti-nazi (Anti-Nazi League) y en 1957 aparecía en la Lista Negra del FBI, por su vinculación con el partido Comunista.

  “La gran rubia”, “Ha nacido una estrella”, “Suficiente soga”, “Muerte e impuestos” y “No tan profundo como un pozo” son algunos de los títulos que forman parte de la obra literaria de esta autora que falleció el 7 de junio de 1967 en New York, víctima de un ataque cardíaco. Tras su muerte, sus cenizas fueron llevadas a la Asociación Nacional para el Desarrollo de las Personas de Raza Negra, (NAACP)

Siguenos:
Previous Article

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Next Up

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux