LOADING

Type to search

EL ‘ARTE’ DE FREÍR LOS ALIMENTOS

Avatar
Share

Para evitar perjudicar tu salud

Son ricos, sabrosos, crocantes pero muy dañinos para nuestra salud… las frituras. ¿De qué manera podrías prepararlos para evitar perjudicar nuestra salud?

El consumo de alimentos fritos es algo habitual en muchas mesas, aunque se recomienda que sea de forma moderada. No obstante, hay que aprender a prepararlos correctamente para reducir los riesgos que acarrean.

Freír alimentos correctamente: ¿qué debes saber?

Como lo demuestra una revisión en la revista Nutrients, el consumo frecuente de alimentos fritos tiene efectos adversos sobre la salud, principalmente en el sistema cardiovascular. Además, también se asocia con la obesidad y otras enfermedades crónicas.

¿Cómo freír alimentos de forma correcta?

*Utilizar aceite de oliva

A la hora de freír los alimentos es preferible elegir el aceite de oliva por encima del aceite de girasol. Además, es preferible que sea nuevo, no reutilizarlo. En el caso de tener que volver a usarlo es bueno colarlo previamente. Hay que tener en cuenta que, cuantas más veces se utilice el aceite, más probable es que se creen elementos nocivos para la salud.

Si se introducen los elementos con el aceite frío, se empaparán de este, volviéndose más grasos y menos crujientes.

Sin embargo, la inmersión de los alimentos en aceite muy caliente crea una costra externa que impide que el aceite penetre hacia el interior. Es importante introducir los alimentos lo más secos posible y evitar apilar muchos alimentos a la vez para evitar que la temperatura del aceite decaiga.

Frituras de pescados

Suele ser recomendable recubrir los pescados de una película de harina para mejorar el dorado y la fritura. Es posible también pasarlos previamente por huevo y pan rallado, ya que se trata de alimentos ricos en agua, cuyo vapor puede ocasionar problemas en el dorado. Por norma general, los alimentos con gran contenido acuoso deben de freírse entre 160 y 180 ºC. Si se trata de alimentos muy gruesos esta temperatura, incluso, podría descender hasta los 140 ºC, para de este modo evitar que se queden crudos por dentro.

Cuidado con la acrilamida

A la hora de preparar frituras es importante tener cuidado con la acrilamida. De ser posible, lo mejor es elegir otro método de cocción como al vapor o a la plancha. La fritura es un método de cocción que genera acrilamida, una sustancia cancerígena a medio plazo. Por lo tanto, es un tipo de preparación que no debe de consumirse con frecuencia. Lo óptimo es priorizar la plancha, el horno, la cocción con agua y el vapor como métodos de cocción habituales.

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux