LOADING

Type to search

El documental ‘Immigration Nation’ muestra los secretos que ICE quiere ocultar: “Muchas cosas están mal”

Avatar
Share

Fuente: Noticias Telemundo

El Departamento de Seguridad Nacional dio un acceso sin precedentes a dos periodistas para retratar el sistema migratorio en un documental. Cuando estuvo listo, intentó censurarlo, según denuncian, pero no lo lograron. Esto es lo que los cineastas descubrieron.

Poco después de la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, el Departamento de Seguridad Nacional comisionó y respaldó el rodaje de una serie documental sobre el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, en inglés). Pero a principios de este año, cuando los cineastas terminaron la producción, el departamento aparentemente quedó tan disgustado con lo que captaron las cámaras que intentó impedir que el programa saliera a la luz.

No lo lograron: Immigration Nation se estrenó este lunes en Netflix. Muestra de manera inédita el sistema migratorio estadounidense, que sus cineastas describen como “roto” o “muy disfuncional”, visto desde prácticamente todas sus facetas, desde un pueblo de Guatemala, pasando por el desierto mexicano y hasta una oficina de Nueva York.

“Creo que para muchas personas existe el malentendido de que la inmigración sólo está en la frontera, pero la realidad es que la inmigración y sus temas relacionados están en todo el país”, explica en entrevista Christina Clusiau, codirectora y coproductora del documental junto al también fotoperiodista Shaul Schwarz.

Ambos convencieron al Departamento de Seguridad Nacional para que les permitiera grabar durante casi tres años las diferentes políticas y perspectivas del sistema migratorio.

Terminaron captando operativos con acciones irregulares (como mentiras que usan algunos agentes para entrar en los hogares, o cuando uno fuerza la cerradura de un edificio) así como entrevistas que humanizan, para bien y para mal, a oficiales de deportación que se justifican porque dicen que “tan solo están haciendo su trabajo”.

“Espero que la gente pueda dejar atrás lo que ya piensa sobre esto y ver a cada personaje en su pantalla para entender qué están viviendo, que tengan empatía con todos los lados”, indica Clusiau.

[ICE elimina una ayuda para migrantes tras aparecer en una exitosa serie de televisión]

La intención de los documentalistas fue mostrar una historia “que ha sido muy debatida”, pero que hasta ahora no ha sido vista con un acceso tan amplio y profundo a todos los protagonistas: “Así que cada quien decida, ya sean de izquierda, derecha, inmigrante, lo que sea. Que todos salgan con más preguntas para que el debate pueda ser más completo y se piensen cambios”, indica Schwarz.

[Las secuelas que viven niños migrantes tras la separación familiar]

La serie muestra tanto a activistas y defensores de los inmigrantes logrando pequeños cambios locales, como a un supervisor de una oficina de ICE que se queja de que solo hay una persona detenida y da la instrucción de arrestar “aunque sea a dos, sin importar quiénes”.

También está el oficial fronterizo que queda casi en lágrimas por no poder ayudar más a quienes están muriendo en el desierto, o el funcionario de detenciones que admite a veces arrepentirse.

Está el abogado que, desesperado por los continuos cambios de reglas, se siente en arenas movedizas, sin saber qué más hacer por sus clientes pese a sus 24 años de experiencia. O el ciudadano de Florida que se queja de la gente que entra “por la ventana en vez de por la puerta”… hasta que necesita a esas personas migrantes para reparar el techo de su vivienda tras un huracán.

Están los oficiales jubilosos por capturar a “colaterales”, migrantes que sencillamente estaban en el lugar equivocado cuando los agentes buscaban a alguien más. Arrestar a esos migrantes no es obligatorio, pero varios agentes eligen hacerlo, y cuentan sus motivos en el documental.

“Muchos oficiales se escudan en la idea de lo ‘correcto’ sin admitir que el sistema en realidad cada vez quita más opciones”, indica Clusiau. “El sistema está tan roto que golpea a todos, de todos los lados” con burocracia que solo “ahorca a individuos”, añade.

Están veteranos de los marines deportados; hay abuelas, víctimas de ataques con ácido y expolicías que cumplieron con los procesos legales y aun así fueron puestos tras las rejas o quedaron en un limbo; y jueces migratorios a los que el Gobierno les exige cuotas diarias.

[“Después de la redada”: el retrato de un pueblo que no ha podido recuperarse un año después]

La serie plantea la duda: si así se comportan cuando los están grabando, ¿qué sucede cuando nadie les apunta una cámara?

Los entrevistados para el documental “fueron honestos y quedó plasmado, ya cada quien podrá juzgarlos: estar en desacuerdo, estar de acuerdo”, dice Schwarz.

Los cineastas Clusiau y Schwarz han denunciado que el Departamento de Seguridad Nacional intentó, mediante amenazas, que Immigration Nation no fuera estrenada sino hasta después de las elecciones presidenciales de noviembre. Acusan también a la agencia de pedirles retirar escenas con la excusa de que mostraban material confidencial cuando en realidad, afirman, no era así.

“Con el acuerdo [de grabación] pactamos con [el departamento] que podían revisar el material para temas de sensibilidad y veracidad, y fuera de eso se estableció claramente que tenemos nuestros derechos, previstos en la Primera Enmienda, para contar la historia”, explica Schwarz. “Cuando vieron el material, desafiaron esa idea y eso nos pareció inaceptable, por lo que nos resistimos”, dice.

Las escenas se quedaron dentro de la serie.

[Una mexicana demanda a contratista de ICE: dice que fue violada y después deportada]

En respuesta a lo dicho por los documentalistas, publicado inicialmente por el diario The New York Times, ICE solamente indicó que, en su opinión, hubo “tergiversaciones” de lo que se había solicitado a los productores.

“No se trata de hacerlos quedar mal ni de vanagloriarlos, ni siquiera se trata solamente de ICE, sino de las implicaciones de las políticas y del sistema en quienes las viven”, indica Schwarz, de origen israelí y naturalizado estadounidense.

“Y es un sistema que es muy disfuncional; en eso hay consenso, aunque no se está haciendo nada al respecto”, agrega. “Hay muchas cosas que están mal, e históricamente eso no es lo que ha hecho grandioso a este país”.

[¿Qué hace ICE? No es la única agencia que realiza deportaciones]

La serie plasma de esa manera no solamente las acciones de diferentes lados del debate, sino cómo los daños colaterales van más allá de arrestos y decisiones.

“Creo que el sueño americano, a veces más que sueño, es una pesadilla”, resume en el documental Josué, padre afectado por la política de tolerancia cero y de separación familiar.

Siguenos:
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux