LOADING

Type to search

El FBI detiene en California a un hombre que tenía planeado atacar al gobernador Gavin Newsom

Share

Un presunto extremista de derecha, partidario del expresidente Donald Trump, fue arrestado en Napa, California. El hombre de 43 años se enfrenta a 28 cargos por delitos graves. El FBI le incautó cinco explosivos y 49 armas de fuego.

Un presunto extremista de derecha, partidario del expresidente Donald Trump, fue arrestado en Napa, California. Según el FBI, tenía planeado atacar al gobernador del estado, Gavin Newsom.

Ian Benjamin Rogers, de 43 años, enfrenta cargos federales desde el pasado martes por posesión de cinco bombas caseras y otros explosivos, que las autoridades hallaron cuando registraron su casa y su negocio de reparación de automóviles el 15 de enero.

También planeaba atacar las sedes de Facebook y Twitter ubicadas en la bahía de San Francisco, según el FBI.

Las autoridades incautaron 49 armas de fuego en su domicilio y negocio, así como dos docenas de cajas de municiones con miles de cartuchos, según se lee en el documento de denuncia firmado por la agente especial del FBI Stephanie Minor, miembro de la brigada de terrorismo doméstico de la agencia en San Francisco.

Rogers admitió a las autoridades que construyó las bombas pero dijo que eran “solo para fines de entretenimiento”, señala el documento. El hombre poseía además dos ejemplares de una Guía de las Fuerzas Especiales del Ejército de EE.UU. para una Guerra no Convencional y un Manual de Guerra de Guerrillas del Ejército.

Las autoridades encontraron una calcomanía en su coche comúnmente utilizada por el grupo de supremacistas blancos Three Percenters (Tres por ciento), que, entre otras creencias, está a favor de las armas. El uso de esta etiqueta es una referencia a la idea de que solo el 3% de los colonos americanos luchó contra los británicos durante la revolución.

Rogers amenazó mediante mensajes de texto con atacar objetivos demócratas en un intento por asegurar que Trump permaneciera en el cargo, según la declaración jurada. “Quiero hacer volar un edificio demócrata”, era uno de ellos.

“Vamos a ver qué pasa y luego actuamos”, escribió, según la declaración, y añadió: “Estoy pensando en el objetivo de la oficina del sac primero”. De acuerdo con la agente Minor, con este mensaje quiso decir que su primer objetivo dería ser las oficinas del gobernador de California, Gavin Newsom, en Sacramento.

“Además, creo que cuando Rogers dijo que las oficinas de ‘pájaro’ y ‘cara’ serían las siguientes, se refería a las oficinas de Twitter (‘pájaro’) y Facebook (‘cara’), porque ambas plataformas de redes sociales habían bloqueado las cuentas de Trump para evitar que enviara mensajes en esas plataformas”, añade la declaración jurada, publicada por la oficina de David L. Anderson, el fiscal federal del Distrito Norte de California.

La detención de Rogers se produjo menos de dos semanas después del asalto al Capitolio alentado por Trump, que dejó cinco muertos. Y se dio a conocer cuando el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) advirtió sobre posibles actos de terrorismo interno.

El DHS dijo el miércoles en el documento de una página que reina “un ambiente amenazador acentuado en todo Estados Unidos”. La instancia federal señaló que los extremistas violentos están siendo “motivados por una variedad de problemas, incluida la ira por las restricciones contra el COVID-19, los resultados de las elecciones de 2020 y el uso de la fuerza por parte de la policía”.

El fiscal del condado de Napa, dijo que Rogers se enfrenta a 28 cargos por delitos graves en el tribunal estatal por la posesión de los explosivos y las armas, incluyendo la posesión de un silenciador ilegal y múltiples armas no registradas.

Está previsto que Rogers sea procesado el 29 de enero. De ser condenado, se enfrenta a 30 años de prisión.

Una portavoz de Newsom confirmó que el gobernador estaba al corriente de las acusaciones y que está cooperando con la investigación. Las autoridades de Sacramento han aumentado la seguridad en el Capitolio y en su casa del gobernador, desde los atentados en Washington.

“La información contenida en la denuncia penal federal relativa a Ian Rogers es un recordatorio demasiado real de las aterradoras consecuencias que puede tener una retórica política peligrosa, especialmente al envalentonar el extremismo violento”, aseguró Sahar Robertson en un comunicado publicado el miércoles.

Con información de Los Angeles Times.

Siguenos:
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux