LOADING

Type to search

El Flojo de mi esposo no me ayuda ¡Y esperamos visitas!

Avatar
Share

. . . ¿Ahora qué hago?

En esta oportunidad quiero extenderles mis mejores deseos para este día de Acción de Gracias, que lo disfruten en compañía de familiares y/o amigos. Y aprovecho a dar las gracias por todo su cariño que semana a semana me regalan con sus mensajes, Gracias!

  Las celebraciones para nosotras son algo estresantes, y cuando éstas se van a realizar en casa… MUCHO MÁS!… Y no recibimos ni siquiera un poquito de ayuda de nuestra pareja.
  Ahora sí, ve por tu café para que comencemos con nuestra tan esperada charla entre amigas, y tengamos un ratito para desahogarnos de tanto estrés. Comencemos…

    Sí, así como te mencionaba en un principio llegó la época de fiestas y festividades empezando por el Thanksgiving Day, pero para muchas de nosotras, más que celebrar tenemos doble trabajo en casa, y es que ser anfitriones de esa cena no es nada sencillo, tenemos que organizarnos para que la casa esté limpia, decorada, los niños estén listos, el menú sea perfecto para todos los invitados, y por si fuera poco, acarrear con el flojo del marido. La verdad es que no la tenemos nada fácil y menos si la pareja no colabora.

  Una amiga me preguntaba cómo hacer para mover del sillón a su esposo para que la ayudara por lo menos en entretener a los niños… Pero amiga mía, si en ese aspecto él es flojonazo, solo te puedo decir que eso es como la conocida película de Tom Cruise… “Una misión imposible”.

  Un reciente estudio reveló que el 70% de los hombre confesó no hacerse cargo, y menos ayudar en la realización de las tareas del hogar, ni siquiera en temporada de celebraciones. Y el 60 % de las mujeres explican que son ellas las que se ocupan de hacerlas.

  Los datos, sorprenden y revelan un problema que limita “cada día más” el tiempo de descanso  y el disfrutar del convivió que tienen las mujeres.

  Pero nosotras que convivimos con ellos sabemos perfectamente que no son capaces de dejar de mirar televisión ni siquiera cuando ya ven a la esposa a punto de tener un ataque de nervios porque faltan minutos para que lleguen los invitados y todavía no está todo preparado, y muchas veces, ni siquiera alcanzamos a bañarnos.

   Entre hombre y mujeres existen un sinfín de diferencias que todas ya las conocemos, por eso creo que lo mejor es actuar inteligentemente… ¿A qué me refiero con esto?… Muy simple, si sabes que tu esposo es de esos que no mueven un dedo para nada, prepárate con anticipación, negocia con él de una forma que ambos salgan ganando, tú recibiendo la ayuda que necesitas y él colaborando sin sentirlo como una obligación.

  Por ejemplo, si los invitados serán parte de su familia, hazle sentir que necesitas de su ayuda, ya que ‘‘sin él nada saldrá bien’’, para que su familia estén bien atendidos y disfruten de la celebración.  Por supuesto que esto no necesariamente es así, pero el ego masculino lo movilizará un poco, no puedo garantizarte cuanto, pero algo sí, aunque mucho dependerá del grado de pasividad de tu pareja. Pero puedes intentarlo!

  Culturalmente, la mayoría de los hombres hispanos o latinos están criados a ser poco o nada colaboradores con las tareas del hogar, así como la comida, la limpieza, y menos el cuidado de sus propios hijos, pero aquí tienes que utilizar tu ingenio para que ese hombre flojo se levante de su sillón y te ayude con las preparaciones.

  Buena suerte… Y Feliz Día de Acción de Gracias!

Siguenos:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux