LOADING

Type to search

El hombre busca belleza… La mujer estabilidad!

Avatar
Share

Hasta ahora se pensaba que el hombre, a la hora de elegir pareja, se fija ante todo en la belleza física de la mujer candidata. Por otro lado, también se pensaba que la mujer, a la hora de elegir pare

Hasta ahora se pensaba que el hombre, a la hora de elegir pareja, se fija ante todo en la belleza física de la mujer candidata. Por otro lado, también se pensaba que la mujer, a la hora de elegir pareja, ante todo buscaba amor y comprensión. Pero estas percepciones han cambiado en algo.  Al menos así lo revela un estudio, publicado en el más reciente número de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, que se ha elaborado a partir de la experiencia relatada por 46 personas de la ciudad alemana de Munich, de entre 26 y 40 años, que participaron en un programa de citas.

Y es que la ciencia ha confirmado lo que la mayoría de las mujeres saben: que cuando se trata de elegir a una pareja con fines matrimoniales o para cohabitar, los hombres se guían por la imagen, cosa que a los hombres no debería sorprender, ya que ellas tienden a ser mucho más selectivas sobre sus parejas de lo que realmente son.

Seguridad vs. Apariencia

En contra de lo que responden cuando se les pregunta qué es lo que más valoran a la hora de buscar pareja, los hombres suelen dar prioridad al aspecto físico y las mujeres a la situación económica, según dicho estudio. Los investigadores llegaron a la conclusión de que los hombres se fijan más en el atractivo físico de la mujer aunque están dispuestos a salir con alguien que no alcance sus cánones ideales, mientras que ellas adaptan su deseo de encontrar un compañero en buena posición económica, pero además que físicamente vaya en relación respecto a lo atractivas que se perciben a sí mismas. Lo que dicen que quieren… y lo que buscan Los investigadores compararon los resultados de las respuestas que esas personas, divididas en parejas, dieron antes de haber mantenido una serie de encuentros breves y después de que lo hicieran.

Una vez concluidas las citas, se les preguntó con quién les gustaría volver a quedar y con quién no. Como resultado, los científicos pudieron comprobar que “tanto en el caso de los hombres, como en el de las mujeres, dicen lo que quieren, pero no es lo mismo de lo que realmente buscan”, señaló uno de los científicos que participó en este estudio, Peter Todd, de la Universidad de Indiana. Según Todd, los hombres buscan las mujeres más atractivas mientras ellas buscan bienestar material y seguridad. El análisis encontró además de que aunque las salidas en pareja pueden haber cambiado, las leyes de la atracción no lo han hecho desde la época de los neandertales.

La mujer es más selectiva

Los expertos confirmaron que el comportamiento de los humanos en este ámbito es similar al de otros mamíferos, en el sentido de que las mujeres son considerablemente más exigentes que los hombres cuando se trata de elegir pareja. Siendo conscientes del nivel de atractivo físico del que disponen, ellas suelen saber más a qué pueden aspirar y tratan de conseguirlo, precisa el estudio. Las mujeres son además más racionales y más selectivas: Mientras los hombres querían salir con la mitad de las mujeres que conocieron en la sesión, sólo un tercio de las mujeres querían volver a salir con quien conocieron. “Las mujeres se inclinaron notoriamente en favor de los hombres que tuvieran en general las mismas cualidades que estuvieran a la par con las de su percepción de su propio atractivo. No exageraron demasiado en su capacidad de atracción, porque parte de la meta de las mujeres es elegir hombres que se queden con ellas”, dijo Todd.

Los solteros modernos, como los de antes Para los científicos, los solteros modernos siguen basándose en los mismos criterios que sus ancestros: los hombres buscan el mejor espécimen para procrear y la mujer una pareja de largo plazo. Es por esa razón que el estudio concluye que el atractivo de las mujeres, fue lo que más influyó en las decisiones de los hombres, que dejaron a un lado otros aspectos de ellas, como sensibilidad, sentimentalismos, nobleza, paciencia, etc. Para Todd la teoría de la evolución sugería que hombres y mujeres intercambiaban distintas cualidades el uno con el otro. “Los individuos ancestrales elegían sus parejas de esta manera: Las mujeres negociaban su atractivo por un hombre de mejor calidad y los hombres buscan cualquier mujer atractiva que los acepte para tener un mayor número de crías y por tanto una ventaja evolutiva algo que se ha mantenido hasta hoy”, concluyó el académico.

Siguenos:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux