LOADING

Type to search

El León y el Ratón

Avatar
Share

El rey de la selva, se encontraba descansando a la sombra de un matorral cuando de repente, un ratoncito cayó de un árbol y aterrizó a unos centímetros de su hocico. Con un movimiento de su pata,

 

 El rey de la selva, se encontraba descansando a la sombra de un matorral cuando de repente, un ratoncito cayó de un árbol y aterrizó a unos centímetros de su hocico. Con un movimiento de su pata, logró inmovilizar al pequeño desafortunado. Quería jugar un poco con él. 

 El ratoncito, asustado, estaba seguro de que el león iba a devorarlo.

 – Por piedad, señor, – suplicó-, déjame ir. Si me dejas en libertad, te estaré muy agradecido y en la primera ocasión de emergencia vendré en tu ayuda.

 Antes estas palabras, el león estalló en una carcajada.

-¡Pero que tontería! -exclamó el feroz animal. Eso sí que está bueno! Un ratoncito que ayuda al rey de los animales. ¡Sin duda tu fuerza me ayudará a librarme de todos mis enemigos! -dijo burlándose-. Pero, me resultas simpático, porque eres muy audaz. Quedas libre.

 El ratoncito se alejó feliz de haber escapado del peligro.

 Tiempo después, el león cayó en una trampa preparada por unos cazadores. Furioso, trataba de romper la red que lo aprisionaba pero las cuerdas no cedían; cuanto más se agitaba, tanto más se enredaba. Tanto forcejeo, acabó con las fuerzas del león, quien ya comenzaba a resignarse. De repente, escuchó una vocecita. 

 -Señor, no tengas miedo. Yo te liberaré. 

  Y el ratoncito se puso a roer las cuerdas de la red, bajo la mirada incrédula del león. Roía, roía y en poco tiempo había abierto en la red un agujero lo suficientemente grande como para permitirle salir al prisionero. El león, feliz de haber recuperado la libertad, preguntó al ratoncito qué deseaba como recompensa.

 -Ya me has recompensado, -dijo el ratoncito-. ¿Recuerdas a quién dejaste escapar? ¡Era yo! Te prometí venir en tu ayuda si estuvieras en peligro, y cumplí mi promesa. 

 

Moraleja: Procura a nadie subestimar, pues cuando menos te lo esperes, ¡una grata sorpresa te puede dar!

 

 

Siguenos:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Next Up

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux