LOADING

Type to search

El Loro Envidioso

Avatar
Share

La Ciudad de los Loros resplandecía en medio de los campos. Se puede decir que era famosa en todo el mundo por su belleza, limpieza y buen orden.

La Ciudad de los Loros resplandecía en medio de los campos. Se puede decir que era famosa en todo el mundo por su belleza, limpieza y buen orden.

Mientras los machos trabajaban con alegría y esmero, las hembras iban al mercado o limpiaban la casa. Todo era paz y felicidad en dicha ciudad.

Un loro; envidioso del éxito y dicha de los demás vecinos, decidió propagar una terrorífica historia.

–¡Rápido; huid a los montes! ¡La vecina Ciudad de los Perros ha declarado la guerra a todas las demás. Los canes se proponen apoderarse de nuestras tierras y matarnos si nos encuentran aquí! -dijo, con grandes dotes interpretativas.

Miles de loros dejaron casas, tierras y trabajo, y, llenos de pánico, huyeron a los montes. El loro parlanchín, amo y señor de la ciudad, se las prometía muy felices.

– ¡Ja, ja, ja! ¡Esos tontos han caído en la trampa! ¡Ahora yo soy aquí el amo y señor! ¡Tierras, riquezas, todo, todo, para mí.

Por desgracia para él, un lorito pequeño que olvidó un juguete muy querido en casa, y había vuelto a la ciudad en su busca, sin que sus padres se dieran cuenta, escuchó el monólogo del loro parlanchín y, raudo como el viento, corrió al lado de los demás y les contó todo.

¡Y vaya menudo escarmiento sufrió el ambicioso loro de manos de sus engañados y furiosos vecinos!

Moraleja:
¡Si de la envidia te dejas seducir, graves problemas te van a venir!

Siguenos:
Previous Article
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux