LOADING

Type to search

Ellas me intimidan

Avatar
Share

  Cuando se es adolescente, existe un temor, y no es fácil construirse como hombre. La identidad masculina ha de pasar por numerosas pruebas, sin sabores y hasta vergüenzas antes de alumbrar la aparición de una personalidad firme, que no tema el encuentro con una mujer. Los adolescentes manifiestan de vez en cuando su temor a las chicas. Y es que ellos padecen ataques de angustia semejantes a los de ellas ante los primeros encuentros amorosos y sexuales. Pero los chicos se sienten más exigidos y tienen miedo a no quedar bien. Con frecuencia, no saben cómo comportarse. La pregunta que late bajo todas estas actitudes es la siguiente: ¿cómo se es un hombre con una mujer?

 

Cuando se es adolescente, se está lleno de miedos e inseguridades, que muchos mantienen para toda la vida. Deprimiéndose, y alejándose de la familia.  

 

  Aunque cuando un hombre es adulto la sensación de intimidación es la misma, a pesar de la edad, las responsabilidades y los compromisos.

 

  Ahora como adultos vemos el despegue profesional de las mujeres que ha logrado llevarlas a posiciones de alto nivel o salarios importantes. Al parecer este éxito intimida a algunos hombres que, ante todo, desean llevar el rol de proveedor en la relación.

 

  Hombres y mujeres comentan en conversaciones casuales que las mujeres profesionales exitosas o de recursos económicos intimidan a los hombres, quienes prefieren no acercarse a ellas con fines románticos. A muchos todavía los sigue intimidando que una mujer tenga esa capacidad intelectual competitiva y esa independencia, cuando la vida de ellas no gira alrededor de uno, sino en relación de sus propias actividades. En los hombres machistas es más traumático todavía porque ellos basan su virilidad en su capacidad de ser el cazador.

 

  Si bien esa igualdad laboral intimida, algunos reconocen que los asusta aún más cuando la mujer toma la iniciativa en la conquista amorosa.

 

 Muchas mujeres comentan que sienten que ellas intimidan a los hombres, por el carácter  autosuficiente e independencia económica. Generalmente se impacientan cuando un hombre no toma la iniciativa, por eso muchas de ellas toman el primer paso dejando ver que están interesadas en ese hombre intimidado.

 

  Hay casos de hombres que al sentirse acorralados tienden a tener reacciones totalmente opuestas, como competir con la mujer, mostrándose más inteligentes, exitosos, y hasta en algunos casos haciendo abuso de su poder sobre ella.

 

   Ahora bien el sentimiento de intimidación es falta de seguridad, es un problema en el que se tiene que trabajar, aseguran los especialistas. Una mujer puede ser inteligente, exitosa, y poderosa, pero eso no significa que no pueda fijarse en un hombre como nosotros.

 

  Por eso hay que trabajar mucho en nosotros mismos para perder el miedo y no sentirnos intimidados por ellas.

Siguenos:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Next Up

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux