LOADING

Type to search

Está indecisa: un esposo infiel o un amante fiel

Avatar
Share

 Salir avante de problemas no es sencillo, en especial si no se cuenta con ayuda. Por eso la “Doctora Consejos”, es una sección que espera ser una guía para quienes no encuentran la salida. El caso de hoy es:

 Por: Sylvia Carlock

 Querida Doctora Consejos:

Estoy casada hace 33 años. En los primeros meses mi esposo me engañó. Éramos muy felices hasta el día que lo supe, nunca le faltó nada, siempre tenía casa limpia y comida a tiempo, tampoco me vio desarreglada.

 La mujer con la que está mi esposo sabía que él era casado porque me vio embarazada, tuvimos cuatro hijos y ella tuvo una niña de él. Todo el tiempo me daba la espalda en la cama, los hijos fueron pura chiripa porque tal vez, cuando ellos tenían problemas, él tenía relaciones conmigo.

 Pasaron los años y nunca la dejó, creo que lo de ellos fue un amor verdadero. No así conmigo, aunque yo me casé muy enamorada.

  En mi casa nunca faltó la comunicación, pero él me evadía, un día me dijo que lo dejara en paz, que hiciera lo que quisiera porque no le importaba. Entonces humillada y con el ánimo por los suelos, decidí salir para desahogarme, entonces fui con una amiga a un salón de baile y ahí conocí a “José”.

 Me contó su vida, le conté la mía e intercambiamos teléfonos, hicimos una bonita amistad, nunca me faltó al respeto.

  Un día me dijo que ya no quería estar solo y que nos juntáramos. Yo acepté y hablé con mi esposo, él no me creía, le marqué a José y lo comuniqué con mi esposo; hablaron y dejé a mi esposo.

 Mi relación con José duró poco porque es muy celoso, me quitaba el teléfono para revisarlo, se enojaba porque yo hablaba con mi esposo. Le expliqué que necesitábamos hablar de los hijos, por otro lado mi esposo me decía que regresara a vivir con él, me dio llave para entrar a la casa, volví a la casa. José se puso mal porque lo había dejado, hablé con él para que no hiciera tonterías, le dije que lo amaba y que siempre lo iba a amar pero que mi esposo tiene diabetes y está muy flaco.

 Por un lado mi esposo y por el otro José, actualmente vivo con mi esposo pero él sigue igual con lo mismo. Al principio de mi regreso, todo estaba bien, pero luego volvió a lo de siempre. Sigo teniendo comunicación con José y él me dice que me va a esperar. Espero su consejo.           — Marina

     Querida Marina:

  Vamos a analizar tu situación. Por un lado tienes a un esposo que ha sido déspota e infiel. Que siempre te hizo a un lado y te puso en segundo término. Por otro lado tienes a un hombre que te ama y al cual amas y que dice que te va a esperar y que lo ha cumplido. Cierto que los celos de José son un problema, pero si te pones en sus zapatos, quizá José tenga un poco de razón al sentir celos porque siempre seguiste hablando con el esposo que a todas luces estaba tratando de recuperarte (y porque al final regresaste con él). Yo en tu lugar regresaba con José y cortaba de tajo la relación con tu esposo (incluso me divorciaba). Yo trataría de darle seguridad a José y de fortalecer la relación con él para que los celos se esfumaran. Con José tienes la oportunidad de disfrutar de una relación de pareja con amor, con compañerismo y con respeto. En cuanto a tu esposo, yo me haría a un lado y dejaría que ahora que está en enfermedad lo cuidara la que lo gozó en salud. Esa mujer que, en tus propias palabras, “fue su verdadero amor”. Te deseo buena suerte.
 

Siguenos:
Previous Article

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Next Up

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux