LOADING

Type to search

Formas de acabar con el Cansancio Crónico

Avatar
Share

“Quien canta, sus males espanta”, dice el dicho popular con gran sabiduría, sobre todo en el caso de las personas que padecen cansancio crónico.

 Por: Sylvia Carlock

“Quien canta, sus males espanta”, dice el dicho popular con gran sabiduría, sobre todo en el caso de las personas que padecen cansancio crónico.

 Cuando una persona se siente casi siempre agotada es porque su sistema inmunológico, está muy débil y necesita de ayuda. 

 Pero antes de decirle qué debe hacer para ayudarlo, permítame que le cuente que de acuerdo con el libro “Tu cuerpo no miente” (“Your body doesn’t lie”) del Dr. John Diamond, los seres humanos tenemos una glándula, llamada “Timo” que se encuentra colocada atrás del hueso del pecho, poco debajo de donde termina la garganta. Esta, es la responsable de la energía y de la fortaleza del sistema inmunológico.

 A mayor debilidad en el sistema de defensas, como también es conocido, mayor cansancio hay en el cuerpo. Si nosotros activamos y estimulamos el Timo, nuestro sistema inmunológico se fortalecerá y con él todo nuestro cuerpo.

He aquí algunas formas de estimularlo:

• Cante por 10 minutos, con una sílaba sostenida, como hacen los que meditan: Diga fuerte “om” y sostenga el sonido de la “m” por un rato largo, hasta que se le agote el aire. Aspire profundo y vuelva a empezar “ommmmmm”. Sostenga el sonido y sienta la vibración en su pecho. Esta vibración estimula a la glándula y fortalece sus defensas.

• Golpee o ponga un vibrador en su pecho por 5 minutos. Con su puño cerrado, golpee por cinco minutos su pecho. Literalmente hay que “darse golpes de pecho” en un suave movimiento sostenido. Estos golpes despiertan y activan esta glándula echando a andar un sistema que regresará la energía a su vida y también la salud.

• Ría. Ríase a carcajadas porque las carcajadas crean unas vibraciones que activan el Timo. La risa fortalece su sistema inmunológico. Vea películas cómicas o cuente chistes con su familia. Todos se beneficiarán.

Por último: Agregue Gingseng Siberiano a su dieta; cápsulas de ajo y algún suplemento alimenticio que contenga Zinc.

Recuerde, antes de poner en práctica éste o cualquier otro remedio casero, consulte a su médico. 

 ATENCION: Ya están a la venta El YerbaLibro, El RemeLibro y el CuraLibro, tres libros que te ayudarán a aplicar los Remedios Caseros en tu hogar. Puedes adquirirlos en www.callieditorial.com.

Siguenos:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux