LOADING

Type to search

Frida Sofía responde a quienes la acusan de destruir la familia Guzman-Pinal. “Me vale la dinastía y el apellido. Lo que está bien está bien y lo que está mal está mal”

Share

Frida Sofía continúa hablando su verdad y las razones que la llevaron a denunciar los abusos y maltratos que sufrió a lo largo de su vida por parte de su abuelo Enrique Guzmán y su madre Alejandra Guzmán. 

Durante una entrevista exclusiva para la revista People en español, la también cantante reveló el enorme dolor que pasaba cuando de niña tenía diferencias con su progenitora y Alejandra la enviaba como castigo a la casa de su padre, Pablo Moctezuma.

“Me sentía culpable, como que la estaba traicionando. Amaba a mi mamá más que nada, a mí no me importaba ni mi papá, ni nadie, mi mamá era mi vida, era todo. Esperaba de chiquita que llegara [a casa] para saber que estaba bien. Y le decía a mi papá: ‘Llévame a casa de mi mamá’. Me ponía como loca. ‘Que si se cae, si se pega, si le hacen algo, si se vomita y la tengo que voltear. Tengo que ir con mi mamá a cuidarla’. Y esa fue mi niñez, por eso no te puedo decir algo bonito de mi niñez”, confesó la también cantante.

Por otro lado y ante la pregunta sobre si considera, como muchos afirman, estar destruyendo el legado familiar, Frida afirmó de manera contundente. 

“Me vale la dinastía y el apellido. Lo que está bien está bien y lo que está mal está mal. Si tú traes a un hijo al mundo, lo bañas tú, lo cuidas tú, lo crías tú, si no, nadie pidió nacer”. 

Respecto a la denuncia que en días pasados su abuelo emprendió contra ella, la hija de Alejandra Guzmán aseguró que también está en proceso de reafirmar su demanda contra el célebre cantante. 

“Enrique me demandó, la víctima soy yo. Tomó el primer paso legal, pero sin lo que se necesita para ir y presentar jurídicamente algo, que son pruebas, testigos, la verdad”. Y añadió “No soy de dar patadas de ahogado, estoy preparando algo sólido. Gracias a Dios han llegado ángeles y la justicia divina existe”.

Finalmente, Frida aseguró que a pesar de estar rodeada de todo lo necesario, siempre le dolió la ausencia de su madre. 

“Y en el caso de la gente que sí, que madre solo hay una…que bendición…de verdad…no sabes la envidia que le tenía a todas las niñas que se quejaban… ‘ay mi mamá… mi mamá…’ Y yo así de… lo que yo daría, nada más, ‘tu pi$% uniforme.idiota, estupida…¿me entiendes?… algo o una tarea o algo, lo que fuera, un festival, o sea… siempre en el ballet… que para que… una vez  [dijeron]  ‘¿por qué le dan el rol a ella si nadie la viene a ver?”, recordó.

Siguenos:
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux