LOADING

Type to search

HABLANDO DE ANIMALES…

Avatar
Share

Lic. Vidriera

Lo que te voy a contar, me lo contaron, he tenido la intención de hacer el experimento pero hasta ahorita no’más cuento contigo y con la abeja, me falta un buitre y un murciélago. Pero le tengo fe a la persona que me lo contó y voy a creer que es cierto.

   Dicen que si pones un buitre en un cajón que mida 2 metros de lado por dos de alto y que esté completamente abierto por la parte de arriba, el buitre, con todo y que es una de las aves más majestuosas volando, no podrá salir de esa caja y emprender el vuelo, por la sencilla razón de que necesita agarrar carrera, agarrar vuelo, (¿agarrar vuelo para volar?) y para eso necesita mínimo tres o cuatro metros y como no los tiene, ahí estará prisionero en esa caja sin techo, donde muy bien se puede mover, pero ni siquiera intentará volar, porque no está acostumbrado… nunca lo ha hecho.

    A un murciélago ni siquiera necesitas encerrarlo, sólo tienes que ponerlo en un lugar plano y no podrá elevarse volando. Aunque se mueve con toda maestría en el aire, especialmente de noche, no pude empezar a volar si no se deja caer de alguna altura. Así que en un lugar plano sólo se arrastrará indefenso buscando algún sitio elevado desde el que pueda lanzarse hacia el aire y empezar a volar, como los planeadores.

   La abeja al ser depositada en un recipiente abierto, permanecerá allí hasta que se muera, a no ser que alguien la saque, porque no está acostumbrada a salir volando hacia arriba. Buscará salida por los lados junto al suelo y allí seguirá buscando hasta morir.

  Te podía contar del elefante atado a un palo de escoba, pero eso ya es bien sabido.

  Muchas aplicaciones les dan a estas observaciones. Unos dicen que para no ser como el buitre, el murciélago y la abeja tenemos que mirar hacia arriba y del cielo nos vendrán las soluciones a los problemas… que vivimos encerrados en nuestro “cajoncito” y no somos capaces de ver al cielo y que por eso nos ahogamos en un vaso de agua, etc, etc. 

  Yo creo que la primera conclusión sería que dejemos de ser tan animales y que usemos la pensadera, el coco, la razón, que es lo único que nos hace diferentes de los animales; que raciocinemos y no nos clavemos a querer hacer las cosas como siempre las hemos hecho, sin que nos den los resultados que esperamos; Que no creamos lo que siempre hemos creído si no lo encontramos creíble o no lo entendemos; Que no hagamos caso a los que dicen “no se puede, no se debe, no se acostumbra…”   

 Aprende a elevarte con menos vuelo, aprende a  volar levantándote, y no dejándote caer. Aprende que la puerta de salida puede estar en cualquier parte.

  No vivas de los recuerdos y pensando en el pasado, porque sólo mirarás en una dirección y tropezarás muchas veces. No dejes que te abrume y doblegue el peso de los problemas, porque sólo estarás mirando el suelo y no verás las soluciones alrededor.

   No dejes de creer en ti mismo, porque nunca intentarás nada nuevo y nunca crecerás…. y en este mundo necesitamos que todos se alivianen, no podemos ir cargando tanto bueno para nada. Así que nos seas buitre, ni murciélago ni abeja… ¡Puedes volar!… Puedes volar… deja de ser carga…y … y… 

 Y lo que me pregunto es de dónde me salió este fregao artículo… ¡Ya sé! Es que tenía que entregar algo y no tenía más que una hora. Dije: “voy volando” y no me apendejé pensando que necesitaba las tres horas que acostumbro… ¿Ya vites que sí se puede?

Salud y saludos y hasta la próxima… licvidriera@aol.com 

Siguenos:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Next Up

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux