LOADING

Type to search

HAY COSAS QUE SÓLO LA MADRE DE UN ADOLESCENTE PODRÁ ENTENDER

Avatar
Share

Si tienes un hijo o hija adolescente, sabes o estás aprendiendo que hay cosas que sólo las entienden tú y otros padres de un adolescente.
La adolescencia es una parte complicada de la vida de cualquier persona, pero no solo lo es para los chicos, sino para sus padres también.
Cuando un niño llega a la adolescencia, todo cambia, ya no quiere juguetes, prefiere los celulares y salir con los amigos. Los padres se sorprenden de cómo su mente ha cambiado tan rápido… y sigue cambiando día a día.
No es fácil criar a un hijo adolescente
Cuando el hijo o hija llega a esa edad (si es el primero), hay cosas en el comportamiento, la actitud, los gustos y pensamientos que los padres no pueden entender. Y a veces esa etapa es tan difícil para el padre o la madre, principalmente ella, como lo es para los chicos mismos….
Parece que se han quedado sordos
Pero no están sordos, sólo empiezan a ser selectivos con lo que escuchan. Ya sea que esté jugando a un videojuego o con la cara metida casi dentro del celular. Los adolescentes rara vez prestan atención a lo que sus padres dicen. Parecen absortos en un mundo donde las palabras de los adultos pasan desapercibidas.
Hace que la crianza sea difícil
No es fácil criar a un hijo adolescente, pero hay veces que ellos, lo ponen aún más complicado. Piensas como madre que a medida que crezca todo será más fácil porque madurará y tendrá más responsabilidades, y es verdad, pero no es para nada fácil. Parece que las conductas negativas son algo complicado, y que la empatía, el sentido del humor o la motivación brillan por su ausencia en el día a día.
Le gusta romper las reglas
Quiere romper las reglas siempre que puede. Por ejemplo si le dices que tiene que llegar a casa a una hora, si puede romper la regla, lo hará. Tareas simples como menos tiempo delante de la pantalla o hacer las tareas domésticas a veces puede ser muy complicado. Intentas que no haya una guerra campal cada día, pero es complicado cuando se empeña en romper las normas.
Crece demasiado rápido
Ya no parece ese niño de hace unos años, su voz y su cuerpo están cambiando. Come más y tiene un cuerpo totalmente diferente. Tienes que comprar más comida y su ropa cambia, pero no porque le quede pequeña, si no porque empieza a tener gustos diferentes. Parece más un mini adulto que un niño grande.
Ya no eres su único confidente
Los amigos en esta etapa son muy importantes y tiene amigos a los que les cuenta muchas cosas. Parece distraído, habla con personas de su sexo opuesto. Necesita espacio y que respetes su intimidad. Aunque a veces te cuente cosas, parece que se queda a mitad de la narración.
Está convencido de que lo sabe todo…
Cometer errores es un proceso natural de la vida. Por mucho que no te guste esto, cometerá errores y fallará, y así aprenderá a hacer las cosas de otro modo. La adolescencia tiene cosas importantes que cuando eres adulto, sabes que no tienen gran importancia. Los adolescentes piensan en parejas y en amigos. En su lucha por su ansiada independencia la vida le enseñará más de una lección, a la fuerza.
Tiene que aprender sus propias responsabilidades
No necesita tu sobreprotección aunque a ti te gustaría meterle en una burbuja de cristal para mantenerle a salvo de todos los peligros. Pero él o ella no necesita que le sobreprotejas, y sí necesita que le guíes y le expliques las cosas. Aunque intente mostrarte que lo sabe todo sobre la vida, no sabe nada, sólo tantea la realidad. Debe tener sus responsabilidades en el hogar, en su vida personal y también ser consciente de sus acciones y ser responsable de ellas.
Estas son algunas de las cosas que sólo los padres y las madres con hijos adolescentes comprenderán. Es una etapa que aunque es complicada, también tienen grandes gratificaciones porque estás enseñándole a convertirse en un adulto de éxito en su futuro cercano.

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux