LOADING

Type to search

HECATOMBE BOLIVIANA

Avatar
Share

Bolivia se sumerge en una crisis de largo plazo.  Este brote político de los dos bandos –opositores de Evo Morales y simpatizantes del MAS— es el inicio de una hecatombe que seguramente enlutará a los bolivianos en los próximos años tal como sucedió en Colombia y recientemente en México, países que fueron presas del narcotráfico.

En la década de 1980 y 1990, el mal manejo de la política del gobierno y la corrupción sistémica permitió a los grupos de narcotraficantes utilizar grandes fajos de dólares no solamente para manipular sino también a hostigar a la burocracia colombiana.

Durante un gran lapso de tiempo, narcotraficantes como Pablo Escobar dominaron algunos sectores altamente desarrollados de Colombia.     Aparte de los narcotraficantes, el gobierno colombiano tuvo que soportar el asedio de grupos de guerrilleros (las FARC, el ELN, el M19, entre otros) como también a grupos paramilitares que aterrorizaron a la sociedad colombiana.  Tanto guerrilleros como paramilitares se introdujeron al negocio ilícito del narcotráfico y lucharon hasta la muerte para tener control total del mercado. 

En México, durante el sexenio de Vicente Fox, el narcotráfico empezó a regenerarse a partir de una política de gobierno que hacía la “vista gorda” a quienes invertían en forma ilícita.  Es decir, con el ánimo de crear ganancias para el Estado y generar desarrollo económico, el foxismo no creo, menos implementó, una política que reprimiera a los grupos de narcotraficantes.  Fue en este periodo en que los diversos carteles mexicanos empezaron a dominar el mercado de la droga norteamericana.

Una vez terminado la gestión de Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto generaron políticas contra el narcotráfico debido a la presión del gobierno estadounidense.  Durante estos dos sexenios, México vivió años muy trágicos, después de la Guerra Civil que la azotó en la década de 1910.

Lamentablemente el turno es de Bolivia.  El gobierno de Evo Morales nunca tuvo una política contra el narcotráfico.  Se espera que, en los próximos mandatos presidenciales, el gobierno estadounidense va a presionar para que exista un proceso de represión contra el narcotráfico.  Lo anterior significa, matanzas al por mayor, principalmente en los departamentos de Santa Cruz, Beni y Cochabamba, donde se insertaron una gran cantidad de narcotraficantes bolivianos y extranjeros.

Bolivia está de luto hoy por las matanzas de gente civil que muere por sus ideales políticos.  Mañana tocará a este país luchar juntos contra las fuerzas podridas del narcotráfico, quienes se lamentan por la salida de Morales a México.

Humberto Caspa, Ph.D., es profesor e investigador de Economics On The Move. E-mail: hcletters@yahoo.com

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux