LOADING

Type to search

Higado Graso

Avatar
Share

Por: Sylvia Carlock

 Un amable lector nos escribió porque recientemente lo diagnosticaron con ‘hígado graso’. El desea saber qué causó este problema y qué remedios existen para contrarrestarlo. Con gusto le daremos la ayuda que necesita.

     Causa y Efecto
  El hígado graso es causado por algún exceso. Exceso de alcohol, de comida, de hierro, o por exceso de peso. En algunos casos puede ser el resultado de la Hepatitis C, que es una enfermedad causada por un virus.
 El hígado es un órgano ‘laboratorio’ donde se procesa la salud. Cuando el hígado recibe más de lo que puede procesar, se llena de grasa y toxinas, se vuelve lento y puede enfermarse.  

El hígado tiene una capacidad extraordinaria de auto sanarse, pero necesita que se le deje descansar, o sea que el mejor remedio es evitar los excesos.

  El alcohol en exceso es el primer enemigo del hígado porque lo congestiona. El alcohol es elaborado con azúcar que se convierte en grasa dentro del organismo. Si se desea sanar un hígado graso, es mejor eliminar el alcohol o reducirlo a una copa de vino tinto al día.

 En cuanto a la comida, por muy sana que sea la dieta, si la persona come en exceso, el hígado necesitará hacer un mayor esfuerzo para procesar una carga elevada de alimentación. En lugar de sentarse a comer tres veces al día en forma abundante, se pueden consumir seis raciones pequeñas, para descongestionar este órgano.

  Con una sencilla prueba de laboratorio, el médico puede informarnos si nos está haciendo falta hierro o no. La falta de hierro causa cansancio, somnolencia y en muchos casos baja presión. Algunas mujeres que tienen sangrados menstruales abundantes pueden padecer deficiencia en hierro. Algunas personas que padecen úlceras o hemorroides sangrantes, también podrían padecer deficiencia de este mineral. Fuera de eso, la mayor parte de las personas consume en sus alimentos suficiente hierro para no necesitar consumir extra en sus vitaminas, a menos que el médico así se los indique.

   Remedios Naturales
 En cuanto a dieta, se recomienda reducir el consumo de grasas animales y evitar las grasas parcialmente hidrogenadas (partially hydrogenated). Además de lo anterior, se recomienda aumentar los vegetales y frutas, porque la fibra y los minerales que contienen le hacen bien al hígado.

 Vitaminas: Las vitaminas del complejo B ayudan al hígado a funcionar mejor. Tomar una o dos cápsulas al día, de preferencia que la etiqueta diga “yeast free” o libres de levaduras. Los aceites Omega-3 lo ayudan a descongestionarse de la grasa. Tomar de dos a cuatro cápsulas al día.

Yerbas:
Cardo Mariano (Milk Thistle). Esta yerba se consigue en las tiendas naturistas como GNC, Vitamin World o por internet en www.herbsofmexico.com.  Es más eficiente tomar esta yerba en cápsulas. Para dosificación, seguir las instrucciones de la botella.

Diente de León (Dandelion). Esta yerba se puede comprar en botánicas. Es mejor consumirla en forma de infusión en ayunas y antes de irse a dormir.
Antes de poner en práctica este o cualquier otro remedio casero, consulte a su médico.

 Preguntas, comentarios: 7271 Garden Grove Blvd Suite E, Garden Grove, CA 92841. Por correo electrónico a: oye@callieditorial.com y por fax al (714) 274-7199.

 

Siguenos:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux