LOADING

Type to search

Higiene + Prevención + Comunicación = Salud Sexual.

Avatar
Share

Las claves perfectas para cuidar su cuerpo y sentirse pleno En una relación la salud corporal es tan importante como la comunicación. Por lo tanto no se debe de escatimar nada a la hora de mantenerse

Las claves perfectas para cuidar su cuerpo y sentirse pleno En una relación la salud corporal es tan importante como la comunicación. Por lo tanto no se debe de escatimar nada a la hora de mantenerse limpios, para así evitar infecciones de transmisión sexual. Para poder proporcionar y recibir placer plenamente.

Así que atienda las recomendaciones de las sexólogas Ana Ocaña, académica de la carrera de Medicina en la Facultad de Estudios Superiores de la UNAM, y Paulina Millán, investigadora del Instituto Mexicano de Sexología, para que el resultado de la suma sea el correcto.

Higiene En Ellas

El baño diario es suficiente para mantener limpios los genitales y hacerlo es tan importante que no sólo evita la proliferación de infecciones, sino incluso de enfermedades cancerígenas. Para retirar las secreciones que las glándulas sebáceas producen en los labios mayores y menores, las mujeres deben limpiárselos, sin tallarlos, con jabón diluido y separarlos para dejarles caer el agua, por que si no se retiran se pueden formar abscesos.

Las duchas vaginales no son necesarias; de hecho, pueden provocar la proliferación de infecciones oportunistas al barrer la flora normal que se forma en la vagina. Limpiarse de adelante hacia atrás después de evacuar es fundamental para evitar infecciones urinarias y vaginales, pues cuando la limpieza se realiza de atrás hacia adelante se arrastra materia fecal.

En Ellos

Los varones sin circuncisión deben recorrer el prepucio de tal manera que descubran el glande (cabeza del pene) para que se laven y eliminen la secreción que en esta zona se produce. Si esta secreción se acumula se producen bacterias que causan mal olor e infecciones. Luego de orinar, los varones deben sacudirse el pene para eliminar todas las gotas de orina que quedan en la uretra y así evitar que se acumulen e irriten el orificio de la salida.

En Ambos

Tanto a las mujeres como a los hombres se les recomienda usar ropa interior de algodón en lugar de nylon. Porque este último material provoca que se acumule calor y humedad, lo que ocasiona infecciones en genitales por hongos y bacterias. Además, los testículos deben permanecer a una temperatura dos grados menor que la del resto del cuerpo para que los espermas se formen y desarrollen de manera adecuada.

Prevención

Una vez que las personas inician la vida sexual activa deben realizarse chequeos médicos por lo menos una vez al año. Si las mujeres quieren evitar embarazos no deseados deben acudir al ginecólogo para que les prescriba el método anticonceptivo. Ahora que si desean embarazarse deben acudir al médico para establecer una condición de salud. Las infecciones de transmisión sexual pueden evitarse con el uso del condón, ya sea femenino o masculino.

Las personas deben utilizar el preservativo cuando inician la vida sexual. El condón sirve para evitar el intercambio de fluidos, pero si hay lesiones, provocadas por infecciones de transmisión sexual, en la piel que rodea músculos puede haber contagio. Por lo que si hay lesiones abiertas lo recomendable es no sostener relaciones sexuales hasta que se resuelva la infección.

Comunicación

La comunicación es fundamental para gozar de una sexualidad placentera, pues a través de ella es posible saber qué le produce placer a la pareja en el momento del encuentro sexual y, a su vez hablar de los gustos propios. La falta de comunicación, en cambio, puede provocar ruptura de relaciones, pues los miembros de la pareja desconocen cómo proporcionar placer e incluso no saben pedirlo. La comunicación no sólo tiene que ser verbal, sino también corporal. Existen ejercicios de comunicación tanto verbal como corporal que pueden ayudar a identificar qué le gusta y qué le disgusta a los miembros de la pareja. Estos ejercicios pueden realizarse en tres sesiones. La primera consiste en acariciarse sin tocar los genitales y por turnos.

En la segunda sesión las caricias deben ser guiadas, pero tampoco deben tocarse los órganos sexuales. En la última sí deben tocarlos; al final de cada sesión, la pareja tiene que hablar sobre las sensaciones que experimentó mientras sentían las caricias y acerca de lo que les gustó y les disgustó. Tenga presente que los temas aquí tratados, son sólo indicativos ya que hay muchas otras cosas que usted y su pareja pueden hacer para tener una buena higiene genital, para prevenir no sólo el embarazo sino enfermedades de transmisión sexual y mantener una saludable comunicación de tipo íntimo, lo que les llevará a tener una excelente salud sexual.

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux