LOADING

Type to search

Hiperplasia Prostática Benigna: Un mal que afecta a los cincuentones

Avatar
Share

* Si usted ha rebasado los 50 años de edad, es conveniente que lea este artículo…” Me complace saludarlos nuevamente. Hoy voy a abordar un tema que por su elevada incidencia resulta de importancia;

* Si usted ha rebasado los 50 años de edad, es conveniente que lea este artículo…"

Me complace saludarlos nuevamente. Hoy voy a abordar un tema que por su elevada incidencia resulta de importancia; la Hiperplasia Prostática Benigna HPB, esto quiere decir que la próstata aumenta de tamaño pero sin componente maligno o infeccioso, este padecimiento es muy frecuente en los hombres a partir de los 50 años de edad, en la mujer no existe esta enfermedad ya que ellas carecen de próstata. 

La próstata es una glándula única situada en la pelvis, detrás del pubis, anterior a la ampolla rectal y rodeando la uretra proximal, es susceptible de hormonas masculinas llamadas Andrógenos, estos andrógenos (principalmente la Dihidrotestosterona) son los responsables del crecimiento y de las principales funciones de la misma, entre las que destaca la formación de Semen, en conjunto con la Vesícula Seminal, los Testículos y otras pequeñas glándulas llamadas Cowper y Littre, durante la eyaculación. Sin embargo, por su situación anatómica, cuando sufre una HPB, es la responsable de los síntomas obstructivos o irritativos urinarios.

La presentación del cuadro obstructivo puede ser por la presentación de dificultad para iniciar a orinar (vacilación), pérdida de la fuerza y el calibre del chorro urinario, chorro entrecortado, goteo prolongado al final de la micción y sensación de no haber vaciado del todo la vejiga (tenesmo). La presentación del cuadro irritativo se caracteriza por la presencia de Disuria (dolor al orinar), urgencia urinaria y Nictutia (levantarse a orinar varias veces en la noche). Si se complica el cuadro puede haber Hematuria (orinar con sangre), también puede agregarse una infección urinaria o cuando la próstata obstruye a la uretra totalmente, impidiendo el paso de la orina, se presenta una complicación llamada “Retención Urinaria Aguda”, la cual constituye una verdadera urgencia médica, ya que de no corregirse con la inserción de una sonda, la vejiga puede “estallar” literalmente, teniéndose que realizar una cirugía de urgencia.

El diagnóstico se basa en la realización de un adecuado interrogatorio, así como en la exploración física completa, la cual deberá incluir tacto rectal, estudios de laboratorio, examen general de orina, etc., y estudios de gabinete como Ultrasonografía prostática, entre otros. Existen dos tipos de tratamiento, el farmacológico y el quirúrgico, éste a su vez se divide en cirugía abierta o cirugía endoscópica. La decisión del tratamiento es responsabilidad del médico y el paciente una vez realizado el estudio del caso completamente.

Si Usted, su esposo o algún varón adulto, presenta alguno de los síntomas que mencionamos anteriormente, acuda con su médico Urólogo, él sabrá exactamente cómo tratarlo. Saludos y hasta la próxima.

Siguenos:
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux