LOADING

Type to search

HIPOREXIA O FALTA DE APETITO

Avatar
Share

Nos escribe una lectora de California contándonos que en su casa tiene dos enfermos que padecen de lo mismo: no quieren comer. Se trata de su padre, un hombre mayor, y su perra, también entrada en años, que sufrió una mordedura grave y también fue operada. Dice que los tiene a ambos bajo cuidados pero que le dejan la comida. ¿Qué hacer?

Quiero responder a manera de diagnóstico porque no quedó claro en la carta y espero así ayudar más. Primero con la perra. Es normal en perros mayores que dejen de comer tras ser operados. El cuerpo requiere ocupar la energía en sanar y la digestión es un proceso energéticamente caro para los perros y los humanos. Por eso se dice que enfermo que come y mea, al diablo que se lo crea. No tienes más remedio que estimular su apetito con las cosas que le gustan. Oblígala a moverse y a comer.

Mucho más complejo saber qué pasa con tu padre porque no fuiste clara, sólo me dices que no quiere comer, no tiene apetito. Aquí las posibilidades son muchas y te pido que le cuestiones y que pidas ayuda a un médico profesional para que te dé remedios basados según la etiología o causas.

Lo primero a revisar son los fármacos. Cualquier medicamento o combinación de ellos puede estar afectando su apetito. Revisa los efectos secundarios de los que tome y platícalo con quien los recetó.

Lo segundo tiene qué ver con su sentido del sabor. Ya sea por operación, tratamiento o edad, tienes que saber si su sentido del sabor sigue bien.

Lo tercero a revisar son la salud tanto mental como física. ¿Estás segura que su aparato digestivo está sano? ¿Va bien al baño? ¿Tiene mal aliento? ¿Tiene cansancio? ¿Fue operado? Eso también puede ser causante y no lo mencionas. Es mucho más fácil revisar lo físico que lo mental, pero no dejes esto de lado. Mucha gente no come por depresión e incluso, en el caso de los mayores, por Alzheimer.

Sobre las soluciones quiero ofrecerte mi experiencia con pacientes mayores. Olvida convencerlo y razonar y explicar y desvivirte porque ENTIENDA. Los mayores y los jóvenes, como los deprimidos, no responden así. Hay que tener paciencia y tratar el problema sin convertirlo en una clase de autoayuda. Simplemente ayúdalo a comer y no lo trates como a un enfermo, porque te vuelves parte del problema. A mayor naturalidad, mayor facilidad para tratar el caso.

Antes de poner en práctica este o cualquier otro remedio casero, consulte a su médico.

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux