LOADING

Type to search

HOGAR DULCE HOGAR ¿DE VERAS?

El Lic. Vidriera
Share

¿Te acuerdas que hace mucho, muuuuuuuchoo tiempo (así parece, pero no hace tanto) que se decía: HOGAR DULCE HOGAR. Y hasta compraste un letrerito muy bonito y lo pusiste en algún lugar visible al entrar a la casa… “Hogar, dulce hogar” a veces para remachar también lo tenías en inglés “home sweet home” bilingüe, pues. Pero ¿de veras crees que tu hogar es dulce después de que te tuviste que estar en tu casa sin salir por unas semanas por culpa de  (nadie… o muy pocos dicen ‘gracias a’) un virus?

Según cuentan las historias muchos… y muchas encontraron amargo el ‘hogar, dulce hogar’. Bueno, dicen que buena es la miel y también empalaga… así que no es de extrañar. Pero que las familias se enfaden de estar juntas y no soporten por mucho tiempo la convivencia, eso sí da mucho qué pensar. Porque si no estás a gusto con tu familia ¿con quién fregaos vas a estar a gusto? Y si nuestras familias no son lo suficientemente unidas como para aguantar una cuarentena juntos, anda pa’la fregada nuestra sociedad. Sí, señor.

Si la esposa no aguanta todo el día y todos los días de la semana al esposo en la casa y el esposo reniega nomás al ver la misma cara de la esposa día tras día… Es que estar enjaulado con la liona está canijo”.

Como que se antoja que en los votos matrimoniales había que añadirles algo allí cuando dicen: “¿Recibes como esposa (o esposo) a equis o zeta  para todos los días de tu vida, en la riqueza y en la pobreza, en la salud y en la enfermedad, en la epidemia y en la pandemia?.

De que fue buena la experiencia, sí que fue buena. De que debemos sacar enseñanzas, debemos. No hay que esperarnos para la otra. 

Por principio de cuentas debes de analizar si tu casa, o apartamento es lo suficientemente cómoda. Ni encerrado ni suelto debes de vivir a gusto en una casa incómoda. Así que, a amueblar bien la casa. Que esté bien ventilada y que haya luz natural. Eso es importante. Es decir, que ni de chiste parezca prisión, sino que dé sensación de libertad. Los nidos se hacen en lugares de donde se pueda emprender el vuelo. Cosas simples, como espejos, ayudan a dar la sensación de más amplitud, si tu apartamento es chico cuelga espejos… Nomás no los veas porque te puedes asustar.

Nosekién dijo que un hogar debe ser lo suficientemente limpio para que sea higiénico, pero lo suficientemente descuidado para que sea cómodo. Por ejemplo, hay casas con unos elegantes y muy cómodos sofás, pero solo los usan para las vistas. ¿Cuál es el chiste, pues?

No seas candil de la calle y oscuridad de la casa.

Te podía decir otras cosas más para que hagas tu hogar cómodo, de modo que quieras estar, que te guste estar, que prefieras estar en tu casa a estar en otro lugar….Pero es cosa de sentido común y cada quien tiene su estilo de vida.

Pero lo más importante que debes lograr es hacer que la compañía que tienen en tu hogar sea agradable de convivir con ella…No importa lo cómoda que sea tu casa, lo cómodo que sean los muebles, lo grande que sean las pantallas, si la gente que allí habita, si la familia no sabe convivir, no se llevan, no se tragan, no se pueden ver… el hogar no será dulce hogar… Y hay familias que así viven: incómodas en casas cómodas.

Lo que hace un hogar es el amor entre los miembros de  la familia. Hogar, por si lo habías olvidado viene del latín focus, fuego fogón, lugar donde se enciende el fuego para el servicio ordinario de la casa. Sin fuego no hay hogar….. sin hogar no hay buenas familias, sin buenas familias no hay buena sociedad…. Todos los problemas de nuestro mundo se solucionarían si empezáramos con un buen fogón en la casa, con un hogar caliente de amor de familia.

Eso sí te digo, si se aprende a convivir en el hogar, sabremos convivir en la escuela, en el trabajo, en la vida, en la sociedad… en el mundo y en el cielo… Por otro lado. Si no aprendes a convivir en tu casa y en el mundo, vas a tener que convivir a fuerzas en el infierno… y la compañía no será muy grata.

Por sí o por no, trata de forjarte una personalidad que sea agradable a los demás miembros de tu familia… Empieza por oír a los demás, verás que de todos se puede aprender, y todos son, casi siempre, mejores que como los juzgamos…        Cuando sientas que eres ‘pesado’ que caes mal, que ofendes, pide perdón y trata de  ser mejor…… ¡Eso es todo!… y con eso no sólo tendremos un “HOGAR, DULCE HOGAR” sino un MUNDO, DULCE MUNDO……

El Pilón.- Una enseñanza que debemos de sacar de esta pandemia es hacer los billetes de dólar de un papel más suave….que sirvan para algo, porque así no sirven. Qué tal que la siguiente pandemia venga con chorro…

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux