LOADING

Type to search

Hospitales con Garras

Avatar
Share

Perdóneme la expresión, y discúlpeme también si usted es médico o enfermera -en cuyo caso, reciba mis respetos-, pero lo cierto es que el Sistema Nacional

Por: José Martín Sámano

“…Si una sociedad libre no puede ayudar a sus muchos pobres, tampoco podrá salvar a sus pocos ricos…” John F. Kennedy. Ex-presidente de EEUU

Perdóneme la expresión, y discúlpeme también si usted es médico o enfermera -en cuyo caso, reciba mis respetos-, pero lo cierto es que el Sistema Nacional de Salud de Estados Unidos es una basura.

No solamente lo digo yo. Pregúntele a millones de personas de bajos recursos, quienes con todo y los programas de Medicaid o Medicare, simplemente no tienen acceso a una consulta o tratamiento digno en un hospital. Pregúntele también a otros millones de habitantes de clase media que tienen que sacrificar buena parte de sus ingresos comprando los seguros que son de los más caros en el mundo. Y todo para que a la hora de la enfermedad o la emergencia, estas compañías gigantes y muy poderosas le salgan con una serie de cuentos chinos con tal de no reembolsarle el costo de su tratamiento. (En este sentido, si no la ha visto, le recomiendo ampliamente la película “Sicko” de Michael Moore).

En el país más poderoso del planeta, tal parece que sólo los ricos tienen derecho a estar sanos. Pero bueno. Olvidemos por un momento los horribles defectos en los servicios de salud y las compañías aseguradoras. Lo que ahora también resulta inadmisible, es lo que practican algunos hospitales a lo largo y ancho del país. Como si se tratara de desechos quirúrgicos, estas instituciones están repatriando a cientos de pacientes indocumentados que no tienen para pagar los tremendos cuentones que se dejan pedir. Claro que no son todos los hospitales, ni todos los doctores. Pero según el periódico New York Times, 96 inmigrantes son deportados al año, tan sólo por el Hospital St. Joseph de Arizona, mientras que 10 hondureños fueron obligados a regresar a casa desde el 2007 por hospitales en Chicago. Imagínese usted cuál será la cifra total, la cifra oscura de la que no existen estadísticas oficiales.

Steven Larson, experto en salud de inmigrantes y médico de emergencias en el Hospital de Pensylvannia, asegura haber visto como algunos pacientes son “introducidos a empujones” en aviones para ser sacados de Estados Unidos. En casos graves, como son la mayoría de los que quieren deshacerse, esta maniobra significa una auténtica sentencia de muerte, ya que en sus países de origen, es casi seguro que tampoco serán atendidos. Así las cosas, en medio de una crisis económica aplastante, no sería de extrañarse que en los próximos meses y años, se produzca una auténtica oleada de pacientes deportados por un sistema de salud enfermo y perverso. Un sistema que no ve a los necesitados como seres humanos, sino como una pesada carga de la cual es mejor deshacerse a como dé lugar. Ahora también, como la Migra, los hospitales enseñan sus garras….. Digan lo que digan.

José Martín Sámano es conductor del Noticiero Nacional Azteca América.

Siguenos:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux