LOADING

Type to search

Insectívoros

Avatar
Share

Ayudados por su desarrollado olfato y la sensibilidad del tacto de sus hocicos y bigotes, los insectívoros, un grupo de mamíferos de tamaño muy pequeño, suelen salir por las noches en busca de sus…

Grupo de mamíferos de hábitos nocturnos, que se alimentan sobre todo de insectos

 Ayudados por su desarrollado olfato y la sensibilidad del tacto de sus hocicos y bigotes, los insectívoros, un grupo de mamíferos de tamaño muy pequeño, suelen salir por las noches en busca de sus alimentos preferidos, que son: orugas, larvas de mosca, escarabajos y hormigas, pero también ingieren otras presas pequeñas, ya sean gusanos y babosas, arañas, caracoles o cochinillas.

 Este grupo incluye musarañas, erizos, topos, tenrecs, almiquíes, ratas lunares y desmanes. Los insectívoros son en general animales muy activos. Algunos, especialmente las musarañas, son tan pequeños y activos que pronto agotan su energía y tienen que comer casi cada hora para sobrevivir.

 Muchos mamíferos insectívoros se parecen a roedores, pero éstos tienen unos dientes delanteros muy largos, similares a escarpas, y los insectívoros en cambio poseen dientes afilados y puntiagudos. Son fieros cazadores y, a pesar de su reducido tamaño, se enfrentan valientemente al enemigo si se ven amenazados, lanzando mordiscos y chillidos.

El Peligro de Enfriarse

 El mayor problema al que se enfrentan los mamíferos diminutos y activos como las musarañas es el hecho de ser de sangre caliente. Debido a su minúsculo tamaño, la superficie de su cuerpo es muy grande en comparación con su volumen. Así, pierden enormes cantidades de calor corporal a través de la piel. Para mantener su temperatura, una musaraña tiene que “quemar” mucha energía, que obtiene del alimento. Por lo tanto tiene que comer mucho para no enfriarse y morir.

  La musaraña pigmea es pequeña como un pulgar; caza durante dos o tres horas, hace un breve descanso y vuelve a cazar, y así sucesivamente. Si pasa 12 horas sin comer puede morir de inanición.

DATOS CURIOSOS

Bola de pelos afilados

 Las púas del erizo son en realidad pelos largos, gruesos y muy afilados. El erizo europeo, al alcanzar la madurez tiene unas 5.000 púas.

 Las púas permanecen plegadas sobre el cuerpo, si bien puede alzarlas con sólo tensar los músculos que tiene bajo la piel. Con su espalda arqueada, la cabeza y las patas recogidas, y todas las púas erizadas, el erizo se convierte en una bola de púas, hecho que disuade a la mayoría de depredadores.

Vida Subterránea

 El topo está bien adaptado a la vida bajo tierra. Su cuerpo cilíndrico, sus extremidades cortas, y su suave y gruesa piel le permiten deslizarse por la tierra a medida que excava túneles con sus poderosas garras. De vez en cuando, el topo saca tierra suelta a la superficie a través de un túnel vertical, formando una topera. La red de galerías de los topos puede extenderse más de 150 m. Se alimentan de animales como los gusanos que caen por las paredes del túnel.

 Los topos dorados se encuentran en Africa del sur y central. Poseen un pelo de brillo dorado brillante y sus ojos están cubiertos por una capa de piel peluda. Como el resto de topos, pasan la mayor parte de su vida en las galerías subterráneas.

Más Insectívoros

 Los tenrecs son otro grupo de insectívoros africanos. Algunos parecen grandes musarañas, y otros tienen púas como los erizos.  Los tenrécidos más raros son las musarañas nutria que viven en Africa Occidental. Estas son buenas nadadoras y cazan insectos acuáticos, pequeños peces y ranas. Los almiquíes son como musarañas gigantes. Sólo existen dos especies, ambas de las Antillas y muy raras. Una de ella sólo se encuentra en Cuba y la otra vive en la cercana isla de La Española (Haití y la República Dominicana).

Siguenos:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Next Up

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux