LOADING

Type to search

¡Piernas bien torneadas para lucir este verano!

Avatar
Share

Por: Laura Díaz Campbell

Amiga lectora, las piernas son de los atractivos femeninos que más nos enorgullecen, pero desafortunadamente la vida sedentaria, los años, la comida chatarra, entre otras cosas, hace que ellas dejen de lucir estupendas. Para comenzar empiezan a salir las llamadas chaparreras, los muslos engordan desmesuradamente y se aflojan, salen estrías y pierden esa vitalidad y belleza que tanto nos gustaba. Si tu calificas en esta situación, sigue leyendo para enterarte de cómo puedes volver a lucirlas estupendas, y si todavía tienes unas bellas piernas, entonces te conviene leer este artículo para conservarlas tan bellas como siempre.

 ¡VOLVIENDO A LUCIR UNAS PIERNAS ESTUPENDAS!
  No importa si tus piernas son largas o cortas, lo importante es que las cuides para que den su mejor “look”.  A diferencia de los hombres, nuestras piernas femeninas acumulan mucha grasa y hasta se hinchan por retención de líquidos, y todavía peor ¡sale la temida celulitis! Muy bien, el mejor amigo y aliado de unas piernas bellas es el ejercicio. Definitivamente no puede haber unas piernas hermosas sin mantenerlas activas. Uno de los mejores ejercicios es la natación. Precisamente por el peso del agua, el nadar las va formando curvilíneas y torneadas. Otro ejercicio estupendo es andar en bicicleta, porque ayuda a formar músculo y eso va disminuyendo la grasa excesiva acumulada sobre todo en los muslos. Si el problema está más en las pantorrillas, entonces el ejercicio ideal es trotar con intervalos de caminar porque así se te va formando más torneado. Déjame decirte que estar sentada por largos períodos es lo que hace que luzcan como bofas, por eso procura moverlas. Muchas artistas de cine conservan su belleza jugando tenis. ¡Si tu tuvieras la oportunidad de hacerlo no te arrepentirás!.

El yoga y la danza clásica las embellece más
  Las piernas necesitan ejercicios de elasticidad para que no se entuman. No necesariamente me refiero a los calambres que pegan cuando están tan en mal forma. Sino que al no tener elasticidad se camina como una persona de más edad y por increíble que parezca dan una…  para mantenerlas flexibles. El yoga es uno de los que más contribuye, pero también la danza, como la clásica, hace buen trabajo. Existe un ejercicio conocido como “ejercicio del gato” y es precisamente hacer todos los movimientos de estiramiento que un gato hace al despertarse. Este también ayuda mucho.
Dime lo que comes y te diré cuánta celulitis tienes

  Definitivamente lo que se come se manifiesta en cómo te ves. Si comemos diariamente comida chatarra entonces nuestras piernas pagan el precio. Aún cuando la celulitis es hereditaria, se empeora con esta clase de alimentación. Tomar mucha agua es importante para ir eliminando tanto tóxico que ingerimos. Pero también comer frutas y vegetales son grandes aliados para unas piernas hermosas. Si vamos a ejercitarlas se necesitarán alimentos que nos den energía, como cereales, pastas y pan, pero deberán ser integrales con un mínimo de 3 gramos de fibra por porción. Evita totalmente la soda, por la cantidad de gas y sodio hinchan a las piernas.

Masaje para que pares el tráfico
  Te voy a recomendar que ahora que ya entró el verano te hagas por lo menos una vez a la semana este tratamiento: consíguete una crema que contenga romero y árnica como la Fat Reduction. Mientras tanto abre la llave del agua caliente de tu baño para que vaporice lo más que se pueda. Una vez que haya suficiente vapor te masajeas la crema en muslos, caderas y chaparreras o zonas celulíticas con los nudillos de tus manos. Finaliza dándote ligeros pellizquitos en todo el contorno de las piernas, sin lastimar, por supuesto. Después de unos 10 a 15 minutos de este masaje, te metes a la ducha a enjuagarte. Sécate ligeramente y aplícate una mascarilla de lodo, como la “Mud Masque”, dejándotela 10 minutos o hasta 25 si tuvieras celulitis. Ahora sí métete a bañar y te enjuagas perfectamente. Mientras a un estropajo de cerdas naturales le pones jabón que haga mucha espuma y con éste te frotas tus piernas con movimientos circulares y ascendentes.   Vuélvete a enjuagar perfectamente.

 Cuando salgas del baño y si tu piel fuera seca te pones en la piel todavía húmeda un chorrito de aceite de almendras; ya que éste se haya absorbido, aplícate una crema que contenga caléndula para que empareje el color, y cola de caballo para que no se te hinchen, como la “Firming Cream” orgánica. Y ahora sí, después de estos consejitos, que seguramente seguirás, dirán… GUAU! ¡QUE PIERNAS!
  Tu consejera: Laura.

Siguenos:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux