LOADING

Type to search

La Columna del Lic. Vidriera 23-2013

Avatar
Share

Cuando una persona llega a una posición de poder, sea económico, político, religioso, de paternidad, de trabajo, por la edad, por ser maestro o escritor de alguna revista, cree que puede opinar con acierto sobre cualquier tema, y cree que todos los oídos del mundo están bien atentos a sus opiniones y…… ¡Ey,  a ti te estoy hablando, pon atención, hazme caso… no te me distraigas y no cambies de página todavía!

  Te decía que los de arriba, los superiores, los viejos, los poderosos creen que nomás sus opiniones son valiosas, verdaderas y dignas de ser oídas; como quien dice, creen que nomás sus chicharrones truenan, y es esa soberbia la que entorpece, hace y ha hecho lento el progreso de la humanidad.

  Uno desde abajo aventura sus ideas… sí, las aventura, las lanza a la buena de Dios a ver qué, esperando produzcan fruto, pero  muchos “lanzaideas” lo único que conseguimos, y con lo  que muchos se conforman, es con que otros igual de fregaos, zonzos, pobres, del pueblo y de abajo como nosotros nos digan que están de acuerdo con lo que decimos, nos manden correos, nos echen porras y hasta vayan a saludarnos a las ferias, como los que fueron a saludarme a la feria del 5 de Mayo en Santa Ana, y que si mencionó aquí es sólo porque  ya me reclamaron por ahí, que no he dado las gracias a los que fueron a saludar, pero yo no iba a saludar, yo iba a vender libros y solo unos dos o tres me regatearon el precio y lo compraron baratos y sin ganas, ¡no vuelvo!… Ahora que yo a todos les dije o les escribí: “gracias por leer” y absolutamente nadie me dijo: “gracias por escribir”… ¿Qué piensan, que a uno le pagan a peso la palabra o qué…?   No, si también se quema uno las pestañas y entre menos sabe uno, más trabajo cuesta… y una buena idea, un buen consejo no se pagan con ningún dinero, pero puedes intentarlo, recibo abonos.

   Pero te estaba diciendo que los de arriba, los viejos, los superiores creen que nomás sus opiniones son buenas y no ponen atención a las opiniones de los de abajo. Y como creen que solo sus opiniones son valiosas, les encanta dar consejos… Y empiezan por atemorizarlo a uno con aquello de que “el que no oye consejo no llega a viejo”… Si fuera cierto, cómo explicar tantas viejas y viejos, como llo…viznando, que a leguas se ve que no hicieron caso a ningún consejo o no les sirvieron de nada.

  Nomás un consejo te voy a dar yo y fíjate bien… Analiza bien los consejos que te den, porque nunca, jamás tampoco y si hay algún otro adverbio de negación también… nunca, digo, vas a recibir un consejo que perjudique al que te lo dé, a no ser que esté bien zonzo, y te aconsejo no recibir consejos de zonzos, más que de mí (¿). El que da consejos siempre busca su propio bien antes que el bien del aconsejado. Sí, hasta cuando los padres aconsejamos a los hijos nos queremos asegurar de que ese hijo no nos va a causar problemas, que v a ser un apoyo, etc; porque así es la vida, el número uno está antes del número dos y siempre, siempre buscamos primero la felicidad propia.

Hasta cuando parece que nos sacrificamos por los demás.
 Teniendo eso en cuenta analiza los consejos, porque en una de esas, el único beneficiado vaya a ser la persona que te lo dio y tú termines por ser manipulado…. a ir por un camino que no querías recorrer, a hacer cosas que no tenías intención de hacer y a fin de cuentas hasta puede ser que llegues a ser alguien que no querías ser.  

  Fíjate si el consejero ha puesto en práctica lo que te aconseja y fíjate que el consejo le haya dado resultado, porque puede darse el caso de que simplemente quiera experimentar en cabeza ajena o quiera ensayar otra vez algo que no le salió bien a la primera.  ¿Me entiendes? Hay padres que quieren que los hijos logren lo que ellos no lograron, aunque sea algo que no le interesa al hijo… y así en el mundo… así en la vida…

  Siempre me ha parecido divertido ver cuando hay un cambio en un partido de fut y está el relevo en la línea esperando que se le autorice entrar al juego y algún entrenador está al lado  dándole consejos e instrucciones, y el muchacho le dice a todo que sí, pero a leguas se ve que no le entiende ni madre ni le interesa, él lo que quiere es entrar al juego, él lo que quiere es ir a meter ese gol que ha soñado, y cuando le dan la orden, arranca como caballo desbocado, con muchas ganas… Así debe de ser tu actitud en la vida, entra con todas las ganas al mundo, a vivir, no te preocupes tanto de los consejos, que si los consejos funcionaran ya iríamos ganado en este mundo desde el primer tiempo.

    Los consejos de muchos de los de arriba, de los viejos, de los “conservadores” sólo buscan que las cosas sigan igual. Los cambios y el progreso empiezan desde  abajo. De manera que tú, viejo que vas de salida y dejaste un mundo malhecho, deja de andar dando consejos a los que quieren hacer caminos nuevos al andar. Y tú, muchacho,  deja de seguir pasos ajenos…  Atrévete a hacer tu propio camino, a ser como quieres ser, a creer lo que quieres creer, a vivir como quieres vivir…  A ser tú mismo y no una copia mal hecha….. ¿Quiubo? ¿Qué te digo?  Si es rete fácil dar consejos….                                    

                               Salud y saludos…            licvidriera@aol.com

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Next Up

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux