LOADING

Type to search

LA COMIDA Y EL HUMOR

Avatar
Share

Recibí una carta de una lectora que quiere saber qué comida es buena para estar de buen humor. Parece una pregunta sencilla, porque ya dice el dicho: pancita llena, corazón contento, pero hay mucha diferencia entre lo que nos hacen unos alimentos y otros, como sentirnos cansados o sentirnos de buenas. Veremos una relación entre la comida y el humor y una dieta para estar de buenas.

Es clarísimo que hay una relación entre la comida y la sonrisa. Cada grupo alimenticio cumple una función. Los carbohidratos, que constituyen la mayor parte de nuestras dietas, son energía empacada. En las mitocondrias combinamos los carbohidratos con el oxígeno y formamos ATP (adenosín trifosfato), una molécula que libera energía al romperse. Esa energía es lo que mueve nuestras células y moléculas.

Muy importantes son también las proteínas, que nos ayudan a que nuestra mente trabaje para estar pensando y alerta, reducen el apetito, regulan el azúcar, reparan el cuerpo. Incluso la llamada molécula de la felicidad, un péptido llamado hipocretina, es una proteína. Se encarga de desencadenar la reacción química de la felicidad.

La dieta del buen humor debe también incluir vitamina C, ya que nos ayuda a asimilar el hierro. La vitamina B12 nos ayuda para la concentración. La B6 es un relajante nervioso. Y para el buen funcionamiento del cerebro necesitamos los electrolitos básicos, como magnesio, calcio, zinc, potasio, hierro y antioxidantes.

Si usted no puede cocinar bien, tome una pastilla de complementos alimenticios acorde a su edad. Es bueno tomarlas algunos días por un periodo de pocas semanas.

Pero mucho mejor, si quiere sacar estos nutrientes de la comida, para la dieta para el buen humor hay que poner en nuestros platos: piña, fresa, kiwi, manzana, naranja, nueces y almendras, mariscos y pescados, vegetales de hoja verde, especialmente espinaca, germen de trigo y salvado.

Por el contrario, para evitar el mal humor se necesita evitar los alimentos desbalanceados con muchos carbohidratos y poco de lo demás. Estos azúcares malos los quemamos rápido sin ganar nutrientes. Disminuyen nuestra capacidad de concentración y nos hacen presa de arrebatos de mal humor.

Antes de poner en práctica este o cualquier otro remedio casero, consulte a su médico. Preguntas, comentarios: 16746 Lakeshore Dr. Unit J-K, Lake Elsinore, CA 92530. Por email: consulta@textosymas.com y por fax al (714) 274-7199. 

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux