LOADING

Type to search

La familia de Jacob Blake pide a Trump un “mensaje de reunificación”. El presidente habla de “terrorismo interno” en Kenosha

Avatar
Share

Fuente: Noticias Telemundo

El presidente realizó este martes una visita relámpago a la ciudad con intenciones electorales y sin reunión prevista con la familia del hombre tiroteado por la policía. Anunció millonarios aportes a la policía local y estatal.

La familia de Jacob Blake, el hombre atacado por la espalda por un policía, pidió este martes al presidente, Donald Trump, un “mensaje de unificación” durante su visita a Kenosha, que el mandatario realizó pese a las advertencias de que podía inflamar las tensiones raciales, que fueron calificadas por el mandatario como “terrorismo interno”.

“No son actos de protesta pacífica, sino terrorismo interno”, dijo Trump luego de realizar un recorrido por la ciudad donde se reunió con personas cuyos negocios se vieron afectados por la violencia. “Hay gente terrible: anarquistas, saqueadores, agitadores. Esto no es una protesta pacífica”, agregó.

El presidente prometió la entrega de 4 millones de dólares para la reconstrucción, además de 1 millón para la policía y 42 millones para “respaldar la seguridad del estado” de Wisconsin.

[Revelan la identidad del policía que le disparó por la espalda siete veces a Jacob Blake en Wisconsin]

Trump se mantuvo firme en su posición de defender la labor policial y criticar duramente las protestas que finalizaron con actos de violencia, pero nada dijo sobre el ataque a quemarropa de un oficial sobre Jacob Blake, quien quedó paralizado de la cintura para abajo luego de recibir siete disparos en la espalda.

Sí afirmó que “me siento terrible por las personas que pasan por algo así. No tuve la ocasión de hablar con la madre (de Blake), pero hablé con los pastores. Deploro que la gente tenga que pasar por esto, el caso está bajo investigación local”.

“La policía es gente valiente que está luchando por gente que ni siquiera conoce, tenemos que estar agradecidos”, dijo Trump. “Me siento seguro gracias a la policía y debemos condenar la peligrosa retórica anti policía”, agregó.

Más temprano, la familia de Jacob Blake pidió a Trump un “mensaje de unificación” y que “no justifique los disparos y la violencia por parte de las milicias”, que han atacado a quienes protestan exigiendo justicia por la brutalidad policial.

“No tenemos nada que decirle (a Trump), solo que mantenga sus insultos lejos de nuestra familia, queremos un presidente que unifique al país y que nos lleve en otra dirección”, dijo Justin Blake, tío de Jacob.

“Él es libre de ir donde quiera”, respondió sobre la visita de Trump a Kenosha, y que por el momento no considera una reunión con la familia.

Celebración por la unidad

Los familiares de Blake decidieron realizar un encuentro de celebración en Kenosha al mismo tiempo de la criticada visita de Trump a la ciudad, la cual ha sido criticada por el gobernador de Wisconsin, Tony Evers.

El acto convocado por la familia de Blake y las mismas organizaciones que lideraron una masiva marcha por la ciudad el pasado sábado, invita a la comunidad de Kenosha a reunirse en el lugar donde Blake recibió los siete disparos en la espalda por parte de un policía.

Además de exigir justicia para Blake, el encuentro tiene como objetivo congregar a la comunidad en un ambiente pacífico donde se realizará limpieza de las calles, entrega de comida, apoyo a los negocios locales e incluso se levantará un punto de registro para participar en las próximas elecciones presidenciales.

[Kenosha: dos tiroteos, dos realidades opuestas marcadas por el racismo]

El tío de Blake, Justin Blake, hizo un llamado a los manifestantes a abandonar la violencia. “No actúen con violencia, no destruyan nuestras comunidades. Entendemos su descontento, sabemos por qué están indignados, pero ese puño se debe levantar no por rabia sino por cambios que permitan que nuestros niños salgan a jugar a las calles sin preocuparse de los policías o que los baleen por la espalda siete veces”, dijo.

El ambiente, esperan los organizadores, contrastará con la imagen de miedo e inseguridad que ha instalado en parte por los hechos de violencia generados en algunas protestas, así como por algunas declaraciones de Trump, quien la semana pasada pidió la presencia de la Guardia Nacional para calmar la tensión.

[Biden acusa a Trump de fomentar la violencia: “Falló en proteger a Estados Unidos y ahora quiere asustarlo”]

Por el contrario, Trump afirmó antes de iniciar su visita que si no fuera por su decisión de llamar a la Guardia Nacional el caos reinaría. “Si yo no hubiera insistido en activar (a las tropas) y enviarlas a Kenosha, no habría Kenosha ahora mismo”, escribió en Twitter. “Además, habría habido más muertes y lesiones”, agregó.

Pese a vanagloriarse por haber evitado más víctimas, el presidente defendió este lunes a uno de los autores de dos muertes durante las protestas en Kenosha. Trump se negó a condenar al joven de 17 años Kyle Rittenhouse, quien está acusado de dos cargos de homicidio luego de disparar un fusil de asalto contra unos manifestantes, mientras patrullaba la ciudad con un grupo de milicianos armados.

La presencia de Trump fue cuestionada por el gobernador de Wisconsin, Tony Evers. “Me preocupa que su presencia sólo obstaculice nuestra curación”, escribió en una carta al mandatario. “Me preocupa que su presencia solo retrasará nuestro trabajo para superar la división y avanzar juntos”, agregó.

Evers, quien estuvo de acuerdo con Trump en desplegar las tropas de la Guardia Nacional, le pidió al mandatario no llegar a la ciudad por temor a que su presencia incite a los grupos violentistas.

[Muere un hombre tiroteado en Portland en una noche de enfrentamiento entre activistas de Black Lives Matter y partidarios de Trump]

Antes de subir al avión para iniciar su viaje a Kenosha, Trump afirmó que no descartaba reunirse con los familiares de Blake, pese a que dicho encuentro no está en la agenda. El presidente dijo previamente que lo había descartado debido a que la familia solicitó la presencia de un abogado, según NBC News, algo que la familia ha negado.  

En cambio, el presidente no ha escondido su objetivo electoral con la visita, al decir que espera que ésta “aumente el entusiasmo” en Wisconsin, uno de los estados más disputados en la carrera presidencial.

La ciudad ha estado bajo una ola de tensión y violencia desde el pasado 23 de agosto, cuando un policía disparó a quemarropa en la espalda de Jacob Blake, un hecho que suma a otros de brutalidad policial ocurridos este año, como las muertes de George Floyd y Breonna Taylor.

Siguenos:
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux