LOADING

Type to search

La luna de miel, se convirtió en una espantosa tragedia

Avatar
Share

El inglés Neil Ford, de 38 años, y su esposa Lilian, de 35 originaria de Sidney, disfrutaban de unos románticos días en las costas de la bahía de Byron, Australia, una semana después de haber contraíd

El inglés Neil Ford, de 38 años, y su esposa Lilian, de 35 originaria de Sidney, disfrutaban de unos románticos días en las costas de la bahía de Byron, Australia, una semana después de haber contraído matrimonio…Y hasta se puede decir que aquella era una perfecta Luna de Miel hasta que ocurrió la tragedia.

VALENTIA Y DESESPERACION

La pareja estaba buceando unos tres metros bajo la superficie cuando repentinamente vieron a un enorme escualo, que se les acercaba amenazador. En unos cuantos segundos ya tenían encima de ellos al monstruoso y gigantesco tiburón blanco de seis metros de largo (unos 18 pies), que abriendo sus fauces estaba presto a atacarlos. Demostrando una increíble valentía y devoción, Neil alejó a su joven esposa, apartándola del camino de la bestia marina, esto le salvó la vida a ella, pero le valió ser él quien recibiera el primer impacto del ataque.

Luego vino otro, y otro…, hasta que el feroz animal devoraba al recién casado, en tanto que la enloquecida Lilian era testigo de la espantosa muerte de su esposo. Con las impresionantes imágenes en su mente y la desesperación a cuestas, Lilian tuvo que nadar entre la sangre que brotaba de todas partes del cuerpo de su marido y emergió a la superficie, gritando frenéticamente y pidiendo ayuda.  La mujer estaba histérica cuando los tripulantes de un bote de paseantes la vio en el mar lleno de sangre y la sacaron del agua.

EN BUSCA DEL ASESINO

Lilian dijo a sus rescatistas en medio de sollozos: “¡El me estaba protegiendo! ¡Me alejó de un enorme tiburón!” La noticia del horroroso ataque se difundió rápidamente, y las playas del área fueron evacuadas mientras un grupo de pescadores zarparon hacia el mar de Tasmania, desde la costa de la bahía de Byron, para buscar y capturar al enorme devorador de hombres.

Finalmente los pescadores localizaron al escualo, pero mientras se disponían a arponearlo, el enorme pez atacó al bote con fiereza tal, que estuvo a punto de volcarlo y lanzar a sus ocupantes al agua, en donde el animal es el amo y señor.

POR SUPERVIVENCIA

Los expertos en vida marina dicen que la tragedia ocurrió porque el tiburón probablemente confundió a los recién casados, que llevaban trajes de buzo, con focas. Además advirtieron que los ataques de tiburón aumentarán porque la pesca comercial ha disminuido la fuente de alimento del gran tiburón blanco, y las criaturas, muertas de hambre, atacarán a cualquier cosa que nade al alcance de sus poderosas mandíbulas de un metro de ancho para mantenerse vivos.

Los únicos restos hallados del heroico Neil fueron las aletas, el cinturón de peso y algunas partes desgarradas de su traje de buzo. “Era un gran tipo”, asegura el afligido suegro del joven, Kevin Holn. “Salvó la vida de mi hija. Pero eso era típico de él. Era una persona muy entregada a los demás. Esta tragedia será la pesadilla de mi hija no se por cuanto tiempo, pero estaremos allí para apoyarla siempre”.

Y Créalo o No, Así Fue… como un enorme tiburón blanco se tragó entero a un hombre recién casado que gozaba su luna de miel.

Siguenos:
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux