LOADING

Type to search

LA MÚSICA ANTÍDOTO CONTRA EL ESTRÉS POR COVID-19

Avatar
Share

El estrés que nos está causando la pandemia y sus efectos sobre el espíritu y el cerebro los mitiga la música. Gracias a ella podemos alejarnos del miedo, ya que, durante el transcurso de una melodía que nos resulte placentera, podemos evocar nuestros mejores pensamientos, según indica un neurocientífico.

El doctor Salvador Martínez es director del Instituto de Neurociencias de Alicante y explica a Efe cuáles son las causas del estrés que padecemos y cómo y por qué la música puede ayudar a mitigarlo:

“Al principio, se comenzó a pensar que el COVID-19 se trataba de una infección vírica de tipo respiratorio que produce síntomas de nariz, garganta, y provocaba una infección de los pulmones que acababa en neumonía”.

CUANDO LA GRAVEDAD COMENZÓ A CREAR ESTRÉS.

Salvador Martínez añade que “esto era lo que se esperaba y lo que, en principio, se estaba asumiendo que iba a suceder. Pero algunos de los enfermos presentaban un cuadro mucho más grave. Se creía que afectaba solo a los pulmones, “pero poco más tarde se descubrió que causaba una trombosis, una oclusión de los vasos pequeños del pulmón y esa oclusión se debía a que había una inflamación del endotelio que recubre por dentro los vasos sanguíneos, y que esta alteración se producía en todos los órganos, incluido el cerebro”, añade el neurólogo.

“Según el doctor Martínez, “toda esta situación hizo que aumentara el nivel de estrés general. Al principio, por el miedo a la enfermedad, la incertidumbre y porque pensábamos que esta situación iba a durar poco tiempo. Pero, conforme la infección ha ido escalando en grados y la gravedad ha ido aumentando, el estrés

ESTRÉS INDIVIDUAL Y ESTRÉS SOCIAL

“Este estrés tiene dos orígenes –continúa Martínez-,  uno es el estrés personal, individual, y otro el estrés social, y sobre esos dos tipos de estrés el primero está aumentando porque percibimos que se truncaron nuestras expectativas de lo que íbamos  a hacer”.

Además, agrega el neurólogo que esta situación nos ha enfrentado a algo que muchos de nosotros no hacemos corrientemente que es reflexionar: “porque  llevamos una vida de inercia que no nos lo permite en muchos momentos, pero el confinamiento nos ha enfrentado a nuestros pensamientos profundos”.

Por eso, indica el neurólogo que la  música y algunas actividades como la lectura son absolutamente necesarias para que no se perciba tanto el peligro.

“TENEMOS QUE VOLVER A SENTIRNOS SOCIEDAD”.

“Tenemos que volver a sentirnos sociedad”, dice el doctor, y en ese sentido la música, para Salvador Martínez, es una de las terapias que más ayudan a evadirnos de este tipo de situaciones estresantes.

El neurólogo, dice “la música tiene secuencias y el ser humano es una máquina de buscar secuencias, de buscar patrones porque, al encontrar patrones de las cosas, podemos predecir lo que viene después, como las palabras que actúan de forma ordenada, las escalas, las notas musicales o los números”.

Para Martínez, “cuando escuchamos una melodía por primera vez que nos gusta y, además, tiene un patrón en el que, conforme van avanzando las notas, se va gozando por la capacidad que tiene de poder anticipar qué va a venir después y, repentinamente, surge algo nuevo en esa melodía, se crea una sensación de sorpresa que es fundamental como placer personal”.

LA MÚSICA COMO ANTIDEPRESIVO.

“Pero también la música tiene un mecanismo de unificación porque, al final, cuando mucha gente ha cantado o interpretado esa canción, nos encontramos dentro de un ritmo que nos permite volver a ese lugar común de la sociedad, de algo que identificamos. Es como un antidepresivo social, porque todos necesitamos apoyarnos en los demás y la música es un vínculo muy claro para establecer esa empatía social”.

El director del Instituto de Neurociencias de Alicante resalta que los patrones que tiene la música son muy importantes, “porque nos ayudan a que el cerebro actúe de forma adecuada”.

“La música que nos gusta nos permite rebajar los niveles de pensamientos negativos y nos pone en buena sintonía con el futuro”, un consejo de Salvador Martínez que no habría que despreciar.

Por Isabel Martínez Pita // EFE/REPORTAJES.

Siguenos:
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux