LOADING

Type to search

LA TIENDA DE LAS MENTIRAS Y EL PUESTO DE LAS VERDADES

El Lic. Vidriera
Share

Las cosas que necesitamos para el diario vivir no se venden en los elegantes y grandiosos centros comerciales, los llamados Malls. ¿Has entrado alguna vez a uno? ¿Verdad que los hay elegantes? Muy elegantes, hasta te hacen sentir que andas en otro mundo. Dicen algunos que es plan con maña para sacarte de la realidad para que te aloques comprando cosas que cuando llegues a tu casa y vuelvas a la realidad te darás cuenta que no fue muy cuerdo comprarlas.

Las cosas que necesitamos para vivir se venden, y podemos encontrarlas, en la tiendita de la esquina, en el puesto del mercado, en mercados ambulantes y en las tiendas de comestibles cercanas. No vamos al Mall a comprar chiles y cebollas y tortillas… ni vamos a buscar una pala y un talache. A los Malls vamos a comprar cosas de lujo, cosas que necesitamos… y no. Cosas con las que bien podemos vivir sin ellas.

Así es la Verdad. Las verdades que necesitamos saber para vivir, y vivir bien, no la encontramos en los grandes sermones y discursos…Ni siquiera en los libros de sabios filósofos que han pasado a la historia por su grande sabiduría…. Las verdades que necesitamos para vivir bien las aprendemos de nuestros padres, las aprendemos en familia… las aprendemos desde temprana edad. Lo demás es ganancia, dicen, pero también puede ser pérdida.

Einstein sería más sabio si en vez de la teoría de la relatividad hubiera descubierto la teoría de la convivencia pacifica entre los humanos

Hoy en día hay quienes quieren abarrotar todas  las mercancías en una bodega…. inmensa bodega, de una inmensa compañía para vendernos de todo… para vendernos todo, lo que necesitamos… y lo que no necesitamos. ¡Y lo están logrando! Poco a poco les han ido dando en la torre a todas las pequeñas compañías que vendían sus cosas… y a otras compañías no tan pequeñas también las han mandado a la quiebra…… ¿Será eso para bien? Podría serlo en una sociedad diferente, mejor educada y más sabia, no en una sociedad ignorante y manejable como la nuestra. Más bien se prestará a manipulaciones… a grandes  manipulaciones.

De la misma manera se ha querido acorralar la “verdad” en corralitos que van guardando la sabiduría de la humanidad… Lo cual también sería bueno en una sociedad sabia, pero en una sociedad ignorante, falta de criterio, se convierte en un arma poderosa de control.

Hasta ahorita hemos visto que este mundo ha sido manejado desde hace siglos, NO por científicos y sabios, sino por reyes, reyezuelos, políticos y corporaciones mundiales.

Al científico  le interesa el saber los secretos de la naturaleza. Al sabio le interesa aplicar esos conocimientos para bien de la comunidad. Al político lo único que le interesa es mantenerse en el poder… por lo menos en las esferas del poder. A los directivos de corporaciones lo único que les interesa es ganar dinero para que las acciones de la corporación sigan subiendo en la bolsa de valores. Sabiduría y Ciencia tienen muy poco o nada qué ver con los políticos y jefes de grandes corporaciones. ¡Y estos son los que mandan en el mundo!   Si científicos y Sabios gobernaran el mundo, sería diferente nuestro vivir.. Muy diferente sería el manejo de las calamidades.

El alimento del mundo, el pan nuestro de cada día, lo que nos sostiene vivos, se obtiene en el campo, en las tienditas de la esquina y en los  puestos del mercado…. Por descuidar esos alimentos sencillos, por buscar alimentos sofisticados, elegantes, y de resplandecientes envolturas, nuestro organismo, nuestra salud, salió perdiendo.

Por descuidar los valores y las verdades sencillas que aprendimos en familia en comunidad, cuando empezamos a tener uso de la Razón y dedicarnos a perseguir verdades engañosas que ofrecen placer, pero no Felicidad… ¡La humanidad y la razón salieron perdiendo!

Las verdades y principios que deben de regir el mundo son las que aprendimos en el hogar, en la familia en la convivencia de nuestras comunidades, No las que se aprendieron en las elegantes y caras universidades, privilegio de unos pocos que “hacen carrera”, muchas veces a costillas de los que no pudimos ir a los elegantes centros de estudios. No, no empieces a vociferar tarugadas, No estoy en contra del saber… ¡ni que no  supiera!  Estoy en contra de la ignorancia, que incluye el mal uso del saber y del poder…… He dicho… Salud y saludos 

Por mucho que ignores, siempre puedes saber lo suficiente para ser un buen ser humano

Siguenos:
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux