LOADING

Type to search

La Trompa del Elefante.

Avatar
Share

Tal vez muchos de ustedes ya se habrán preguntantado por qué los elefantes tienen esas trompas tan larga por nariz.

Tal vez muchos de ustedes ya se habrán
preguntado por qué los elefantes tienen esa
trompa tan larga por nariz. La siguiente historia
quizá pueda darles una idea de ello.

Hace muchos años vivía en la selva un elefantito
muy curioso y preguntón. No dejaba
pasar minuto sin preguntar algo a alguien.
¡Era espantoso para los que tenían que convivir
con él continuamente!

– Don Topo. ¿Por qué anda usted siempre
bajo tierra? -preguntaba el elefantito al pobre
animal.
– ¿Qué está comiendo, Don Conejo? -decía
a un simpático vecino suyo. Así constantemente.

La mayoría de sus vecinos, que eran
animales buenos, contestaban una y otra vez
el montón de preguntas de el elefantito.

Por fin le tocó el turno a don Cocodrilo.
Este no tenía tanta paciencia como sus compañeros,
de modo que se dispuso a darle un
buen susto al elefantito.

–¿Por qué anda siempre escondiéndose en
el agua, don Cocodrilo – preguntó como
siempre el curioso paquidermo.
– Ven, que te lo voy a decir al oído -contestó
el aludido personaje.

Confiado, el elefantito se acercó a don Cocodrilo,
y éste, de una dentallada, apresó
con sus mandíbulas la nariz del pequeño curioso.
¡Qué susto tan terrible para él! Tiró y
tiró con todas sus fuerzas, tratando de zafarse
del cocodrilo. Tanto duró la pugna que,
poco a poco, la nariz del elefantito se iba
haciendo más y más larga.

Al cabo de un buen rato, el elefantito, logró
zafarse. Para entonces, su nariz se había
convertido en la trompa larga y flexible
que sus descendientes han conservado hasta
nuestros días.

Moraleja:
Con cautela debes proceder,
si en líos no te quieres meter!

Siguenos:
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux