LOADING

Type to search

LA VERDAD NUNCA SE SUPO

El Lic. Vidriera
Share

Una vez que termine la pandemia, o por lo menos cuando sea bien controlada, se escucharán más altas la voces que hacen preguntas….. ¿Dónde comenzó el virus, ese mentado coronavirus? Porque tuvo que empezar en algún lado, no ha de haber aparecido de la nada ¿o sí?

¿Apareció solo… o lo aparecieron? Porque hay humanos que, justa o injustamente, juzgan a la humanidad capaz de las peores atrocidades contra sí misma… Y no es nomás por hablar, a las pruebas nos remiten.

Otra pregunta que nadie nos va a contestar es: ¿Cómo es posible que si tenemos armas para matar siete veces a todos los habitantes del planeta, no tengamos ni siquiera suficientes mascarillas para cubrirnos la boca en caso de necesidad? ¿Cuántas mascarillas se podrían hacer con lo que cuesta uno de los modernos aviones bombarderos? ¿Cuantos aparatos que ayuden a respirar a los atacados de pulmonía se pueden hacer con lo que cuesta un porta-aviones?… Que no diga un soldado que se le acabaron las balas, porque de inmediato le arriman carretilladas…… Ah, pero si una enfermera o un doctor dicen que no tienen útiles necesarios para protegerse de contagios o para salvar las vidas de los pacientes, les van decir que ‘sean pacientes’ como sus pacientes, que ya se ordenaron mascarillas y ventiladores… ¡a otro país!, porque nuestras fábricas están ocupadas produciendo bombarderos y acorazados……Y yo le pregunto a usted.. y a mi comadre también ¿No es eso una estupenda tarugada?

Evidente que muchas de esas preguntas quedarán sin respuesta por los siglos de los siglos. Después de todo, queremos saber donde empezó un virus y todavía no estamos seguros del lugar de origen de la humanidad, si fue en África, en Ejutla o en San Julián…

Sí, señor, tenemos muchas preguntas que no hemos respondido…

Y tenemos aún más preguntas que no hemos siquiera formulado…  Porque no hay a quién preguntarle, o porque no sabemos siquiera cómo formular la pregunta.

Querer que los gobiernos estén preparados para cualquier contingencia es mucho pedir. Bien puede ser que en los presupuestos de  los hospitales cada año haya habido una cantidad para mascarillas, pero alguien dijo “Ya hay muchas y no se han usado, este año mejor no compramos” Y tampoco compraron ventiladores para los  pulmones  porque en el depósito había tres que nunca se habían usado…. y tampoco compraron…. Ah, pero el dinero sí lo gastaron.

No es fácil estar preparados para las contingencias, por eso se les llama contingencias. Posibilidad de que una cosa suceda o no suceda según la acción desconocida de la casualidad necesaria…. para que se dé una contingencia. Una contingencia que te agarra preparado no es contingencia. Y tenemos que reconocer que ni como individuos, ni como sociedad estábamos preparados para esta continencia…ni para otras que vengan

Ahora dicen los profetas que ya habían prevenido al mundo sobre esta calamidad. Sabe por qué será que los profetas que han pasado a la historia han sido puros que profetizan desgracias… Habría que cerrarles las puertas a esos profetas, porque luego la gente se empeña en cumplir las profecías. Vamos haciendo casos a los profetas de cosas buenas, mejores, de mejor vida, a los profetas de mejor porvenir, hagamos caso a las buenas profecías y esas sí esforcémonos por hacerlas realidad. ¡Yo creo en la humanidad! Yo creo en la capacidad de hacer un mundo mejor, más humano…más sencillo, menos complicado….. Con medicinas que nos da la naturaleza para enfermedades que nos da la naturaleza, y no medicinas de laboratorio para enfermedades que nos dan los laboratorios y la vida artificial que vivimos.

Una última pregunta ¿quién ha matado más gente a lo largo de la historia, las guerras o las enfermedades?  Que alguien me conteste. Pero aún suponiendo que las guerras hubieran matado más gente ¿no crees tú que es desproporcionada la diferencia de lo que se gasta para la guerra con lo que se gasta para la salud? Son cosas que a la gente común deberían de interesar…  y a la gente noble nos hacen encabronar… Ahí nos vemos…..

Siguenos:
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux