LOADING

Type to search

Las comparaciones entre niños!

Share

dr-lopez-navarroDr. Eduardo López Navarro
La mayoría de los padres buscan lo mejor para sus hijos. Sin embargo, muchas veces los hijos se confunden y no optan por el mejor camino ni por la mejor opción en sus vidas, aun cuando sus padres han dado todo lo mejor de ellos para proveerles a sus hijos todas las opciones necesarias para triunfar.  Cuando los hijos comenten errores, típicamente tiene que ver cuando sienten mucha presión de amistades a ser de cierta forma, o de actuar de cierta forma, que no va con la versión que los padres ya habían creado en sus mentes de cómo deberían ser sus hijos.  Sabemos que uno de las quejas más grandes que tienen los jóvenes, es que sus padres no los comprenden.  Que más los comprenden sus amigos que sus propios padres. 
Algunos padres llegan a desesperarse cuando ven la confusión en sus hijos y en lugar de motivarlos, optan por métodos alternos con el fin de hacer a sus hijos ver el error de sus acciones.  Una de las tácticas que algunos padres utilizan y que es tremendamente dañina y humillante, es el comparar a sus hijos con otras personas que de alguna forma u otra, sobresalen, o actúan de forma diferente a ellos.  No es nada fuera de lo común escuchar la siguiente frase: “¿por qué no eres como tu hermano?”  Estos tipos de comparaciones jamás lograrán que los hijos encuentren el camino adecuado.  Las comparaciones les dan a los hijos el mensaje de que los demás son mejores que ellos y que ellos, no valen lo suficiente.  Las comparaciones hacen que aprendan a detestar a la persona con quien tú los estás comparando, sea éste un amigo, vecino, familiar o aun un hermano o hermana.   Hace también que tus hijos se resientan con los padres por el hecho de que sienten que ellos no los quieren, sino que prefieren a ese o a esa con quien los comparan. 
El comparar hará que tu hijo se vaya alejando de ti lo más posible, causando que se acerque a aquellas personas que lo acepten, que lo halaguen y que no lo comparen, sea esta persona un buen amigo, un familiar cuestionable u otros jóvenes que anden en malos pasos.  Recuerda que el sentirse aceptado es de gran valor para el ser humano.  Esto causa que siempre busquemos estar con aquellas personas que nos hacen sentir bien.  Nunca compares a tus hijos con nadie.  No son igual a nadie, ni tienen que serlo. Con la única persona que debes de compararlos es con ellos mismo; y con nadie más.
Para más información puedes visitar mi Facebook oficial Facebook.com/DoctorEduardoLopezNavarro/

Next Article

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Next Up

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux