LOADING

Type to search

Las Momias de Guanajuato.

Avatar
Share

Guanajuato es una ciudad con muchos atractivos para el viajero, por su fisonomía que es única, por su historia que es maravillosa, por sus manifestaciones artísticas a través de su teatro

Las Momias de Guanajuato.

Guanajuato es una ciudad con muchos atractivos para el viajero, por su fisonomía que es única, por su historia que es maravillosa, por sus manifestaciones artísticas a través de su teatro universitario su Orquesta Sinfónica y su Estudiantina y por supuesto también por su abolengo cultural que la coloca en su sitio de privilegio en su país y más allá de sus fronteras. Sí así es en efecto, pero las cosas raras y hasta cierto punto macabras serán siempre motivo de singular atracción en este estado como lo han sido desde 1861 las Momias de Guanajuato.  Hagamos, a través de la lectura, un fascinante recorrido al panteón-museo de las momias en la Ciudad de Guanajuato.

Un Poco de su Historia:

Este particular museo puede ser considerado sin duda, el más espeluznante de cuantos existen en nuestro país, principalmente por su espeluznante colección formada por antiguos cadáveres humanos momificados que fueron extraídos del viejo Panteón Municipal de la ciudad. Éste fue fundado hacia finales del año de 1853 debido a que el otro panteón de Guanajuato resultaba ya insuficiente en esa época; fue inaugurado en marzo de 1861. Al parecer el descubrimiento de la primera momia acaeció de manera fortuita al ser exhumado el cadáver de un viejo médico francés llamado, Remigio Leroy, quien fue exhumado el 9 de junio de 1865; éste apareció, para sorpresa de los panteoneros, totalmente momificado, aspecto que motivó a que varios años después fuera exhibido por la rareza del caso. Desde entonces, se localizaron en varios puntos aledaños a la ciudad, algunas otras momias que hoy alcanzan el número de 1218, algunas de las cuales están en exposición. Al principio los cadáveres eran exhibidos sin protección alguna, a lo largo del corredor y el visitante tenían contacto directo con ellos. En la actualidad, el edificio del museo está perfectamente acondicionado y las más de cien momias con que cuenta -existen cadáveres momificados desde 1865- están colocadas en vitrinas, en cuatro salas.

Las Momias… de ropas Elegantes, Humildes y hasta Desnudos El museo alberga a 108 momias, de las cuales la gran mayoría son mujeres; hay 15 niños, cuatro cráneos y varios hombres. Cabe destacar que muchos cadáveres se encuentran bien vestidos, lo cual indica el estatus social al que pertenecían en vida, por ejemplo, hay momias ataviadas con traje (saco y pantalón), vestidos o faldas largas, otros con calzones de manta e incluso varios están desnudos. Por supuesto, hay muchos cuerpos más que llaman la atención por la conservación del cabello de algunas partes del cuerpo.

Gestos Impresionantes:

Lo que impresiona verdaderamente de estos cuerpo momificados es su expresión. Este gesto puede explicarse por las contracciones que sufre la piel cuando la gente muere. Sin embargo, en otros casos se ha observado que fueron sepultados aún vivos y ya en la tumba, morían finalmente por desesperación, angustia y asfixia. De ahí esa mueca de desesperación que se encuentra en algunos cadáveres.

Entre la gran cantidad de momias que alberga este museo, se encuentra la de la mujer que en vida se llamó doña Tranquilina Ramírez, y de quien se dice que murió asesinada en su casa, colgada del techo de su habitación. El museo también cuenta con la que, aseguran, es la “momia más pequeña del mundo”, el cadáver de un bebé.

Muchos se preguntarán: ¿Por qué tantos cuerpos momificados aquí? La respuesta es sencilla; el tipo de suelo y el clima del estado de Guanajuato. La momificación es un fenómeno natural, provocado porque el terreno calizo tiene la capacidad de absorber la humedad del aire, y esto conduce a la deshidratación del tejido humano, que inhibe el proceso de putrefacción y el cuerpo termina secándose. Con la momificación natural, se conservan en buen estado las partes anatómicas externas, mientras que las interiores desaparecen y los cuerpos son muy fáciles de destruir. El organismo, al deshidratarse, ya no atrae a microorganismos, larvas ni moscas verdes, insectos necesarios para la putrefacción. Este panteón-museo atrae miles de visitantes anualmente que acuden a sorprenderse con este macabro espectáculo

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux