LOADING

Type to search

Las sillas de bicicleta pueden causar disfunción eréctil

Avatar
Share

La erección ocurre cuando los músculos relajados permiten que las cámaras (conocidos también como cuerpos cavernosos) se llenen con sangre en exceso alimentada por las arterias, mientras que se bloque

La erección ocurre cuando los músculos relajados permiten que las cámaras (conocidos también como cuerpos cavernosos) se llenen con sangre en exceso alimentada por las arterias, mientras que se bloquea
el drenaje de sangre a través de las venas.

La dilatación vascular y el mayor flujo de sangre son el resultado de estímulos nerviosos, a su vez resultado de sensaciones eróticas, que actúan sobre sustancias químicas a nivel de las paredes vasculares. De la anterior síntesis se puede decir que los principales problemas orgánicos o físicos que alteran la erección son el resultado del daño de los nervios que conducen el estímulo y de la incapacidad de la arterias de aumentar el flujo por rigidez de las paredes alteradas.

LAS BICICLETAS… Culpables de la “D.E.”

La D.E., que es la Disfunción Eréctil, se define como la incapacidad del hombre de tener una erección adecuada para realizar el coito con la pareja. Un tema poco discutido es que la presión sobre los nervios y las arterias que van hacia el pene, a nivel del periné (o espacio entre el recto atrás y el escroto o bolsa que aloja los testículos adelante) puede resultar en Disfunción Eréctil. Se ha descrito sensación de adormecimiento en esta zona cuando se monta bicicleta.

Investigadores estadounidenses e italianos publicaron en el Journal of Sexual Medicine tres artículos, que indican que ciertos diseños de sillas de bicicleta pueden ejercer presión sobre el periné y asociarse a la D.E.
Una silla con “pico” dirigido hacia abajo hace menor presión que el tipo de silla empleado para los  profesionales del ciclismo. Pero hay que señalar que no todo ciclista sufre de D.E. Es cuestión de ergonomía y de escoger la silla que cause una menor presión y se acomode mejor a la persona; también seleccionar la altura, la posición etc. En general una silla que no presione es deseable por si acaso…

La ocasión es oportuna para recordar que el abuso de los inhibidores mencionados como drogas recreacionales es inapropiado ya que en tanto no haya un deterioro en la función nerviosa o vascular y una buena relación con la pareja no son necesarios ni tampoco actúan potenciando la libido o deseo. En cambio, pueden conducir a un desenfreno psicológico que unido a drogas adictivas, alcohol y otros estimulantes pueden tener consecuencias indeseadas bajo un aparente incremento en la función, situación que en realidad es más psicológica que real.

Siguenos:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux