LOADING

Type to search

LIMPIEZA DE CUERPO CON AGUA

Avatar
Share

Esta semana trataremos el tema de la limpieza del cuerpo y de la forma más antigua y conocida. Todos sabemos que debemos beber agua, la pregunta es cuánta y por qué no ha de ser algo divertido y sabroso.

El cuerpo humano es en su mayoría agua, alguna está dentro de las células y otra entre las células. El 70% de nuestro peso corporal se debe al agua que contiene nuestro cuerpo. Como se enseña en las clases de biología evolutiva, si la vida nació en el mar, al salir a la tierra se trajo el mar por dentro.

El agua que bebemos casi nunca es pura, la ingerimos con el café y el té, el refresco y el caldo, la copa de alcohol, el agua de sabor e incluso en lácteos, etcétera. Para una persona adulta, lo sano es ingerir dos litros de agua o un poco más todos los días. Teniendo en cuenta que ya tomamos agua de muchos modos, se recomienda por tanto tomar un litro de agua simple al día, para estar seguros que, en total, se pasa de los dos litros de agua.

Un modo de saber si bebemos o no suficiente agua es a través de la orina. Es importante mirar su color cada vez que vamos al baño. La pipí debe tener un color amarillento claro. Si es muy oscura o si está rojiza, eso indica que no bebemos suficiente agua.

En caso de necesitar limpiar el cuerpo, se recomienda tomar mucha más agua simple por un periodo de 3 a 5 semanas, dependiendo los resultados. Hay que comprar un galón de agua y tenerlo cerca y asegurarse que todas las mañanas está lleno y todas las noches vacío. Los primeros días incluso le costará acabarse el agua. Hay quienes inmediatamente empiezan a ir con más frecuencia al baño y no es raro que pase lo contrario y que sea hasta el tercer o cuarto día que la persona deshidratada comience a mear más. Una vez que el cuerpo se acostumbra, es fácil llegar a las 3 ó 5 semanas. Habrá un momento en que se regularizará de nuevo la frecuencia de la orina y ésta será clara. Además la persona sentirá más energía, dormirá mejor. No es recomendable tomar agua en exceso también puede hacer que sobre trabajen nuestros riñones e hígado. Una vez limpias las vísceras, tomar agua normal.

También puedes agregarle sabor y poquita miel (el agua para limpiarse debe ser desabrida, no dulce). Manzana, limones, pepinos, yerbabuena, albahaca, menta, son todos sabores ligeros y buenos para limpiar.

Antes de poner en práctica este o cualquier otro remedio casero, consulte a su médico.

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux