LOADING

Type to search

Lo que a uno le falta y al otro le sobra, puede ser el complemento ideal en una pareja… si se llevan bien!

Avatar
Share

Te reprimes frente a él por su inteligencia y personalidad ó admiras su espontaneidad?… ¿ella es muy joven para ti ó notoriamente más alta que tu?… No te preocupes!!. Si se aman, si se llevan bien

Te reprimes frente a él por su inteligencia y personalidad ó admiras su espontaneidad?… ¿ella es muy joven para ti ó notoriamente más alta que tu?… No te preocupes!!. Si se aman, si se llevan bien y si no tienen prejuicios, esas diferencias pueden ser el complemento ideal para que puedan formar una buena pareja!!

Cuando quieres hacerte a la idea de que ese galán, o esa bella dama, es para ti, aunque estés convencida que son muy diferentes, de inmediato se aparece la teoría de que si los polos se atraen, entonces ustedes cumplen la ley. Y estas polaridades se pueden observar tanto en lo fissico como en lo emocional o sentimental. En la fea y el guapo o el flaco con la gorda, asi como en la dicharachera con el mudo ó la pedazo de pan con el ogro; por supuesto, esto funciona también a la inversa. Esta disparidad se puede explicar como un fenómeno normal en las parejas, dice la psicóloga y terapeuta familiar Rosalinda Sepúlveda, porque se complementan mutuamente.

“Es muy frecuente ver parejas en las que él es un obsesivo, perfeccionista y exigente, y ella una histérica, extrovertida, y por lo mismo, más expresiva sentimentalmente”, dice la terapeuta. Esto es muy normal, y si se llevan bien no tiene por qué ser un problema en la relación; es una forma de complementarse como pareja, es decir, lo que a uno le sobra puede faltarle al otro. Y hasta cierto punto es positivo, porque se puede llegar a sentir admiración por la otra persona, porque uno posee lo que el otro carece. Es como una forma de anhelar lo que uno no tiene. Pero si las diferencias son muy grandes y se piensa que la relación no va por buen camino, Sepúlveda explica que se puede hacer un acuerdo entre los dos para evitar las peleas, pero eso sí, platicándose todo y sin involucrar a terceros. Es muy común que la gente juzgue injustamente este tipo de uniones, porque en el caso de que ella sea la dicharachera y él el “ogro”, es decir, mientras ella se divierte y socializa con los demás, su pareja puede tener cara de fastidio, o que le desagrada la convivencia social, esto no implica que necesariamente la pareja tenga problemas, porque aunque frente a la sociedad aparente hostilidad, su relación puede ser de lo más saludable.

“Los problemas empiezan cuando alguno de los dos le dar por exigir cambios a la pareja, pero quien exige, no da nada a cambio de esa solicitud, al otro” explica la psicóloga, En estos casos no se trata de “un ceder” en la relación, sino de llegar a un acuerdo benéfico para las dos partes; por ejemplo: Si ella es muy extrovertida, él puede permitirle salir y divertirse con sus amistades, por supuesto que deberá respetarse el orden con que se mantienen las cosas. Lo mismo en el caso del hombre, que desea tener ‘su tiempo libre” para hacer lo que se le antoje o guste, esto tampoco es malo si se mantiene ese orden, respeto e incluso fidelidad hacia la pareja.

Este tipo de acuerdos es muy importante, siempre y cuando al ceder lo hagan los dos, mediante la comunicación y la expresión de sus gustos y sentimientos, porque si uno no quiere pueden empezar los problemas y terminar en una separación. “Hay que buscar algo que sea común entre los dos, porque no es conveniente tratar de cambiar la forma de ser o pensar de la pareja, si ésta no parece estar totalmente de acuerdo, y si las diferencias no son tan frecuentes, la relación funcionará”, dice Sepúlveda, quien añade: “Cada pareja decidirá cuáles son los puntos a ceder, y si tratan de conocerse y aceptarse entonces se puede decir que van por buen camino”.

El espontáneo necesita un control en su vida, tanto como el ordenado requiere una presencia más abierta y espontánea, y si esta situación se da en la pareja es como un complemento y un beneficio que ambos deben disfrutar. Pero para poder lograr que lo que a uno le sobra y al otro le falta sea algo bueno y positivo en la relación de pareja, la comunicación es muy importante y prácticamente fundamental, además de que es fundamental que ambos disfruten ese sentimiento de admiración el uno hacia el otro.

Si tu pareja es alegre y espontánea, lo mismo que si es seria o caritiesa… acéptala, quiérela y admírala!!. Si tu pareja es alta o bajita, gorda o flaca… acéptala, quiérela y admírala!!. Ese es uno de los secretos de toda buena relación de pareja.

Siguenos:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux