LOADING

Type to search

Los juegos eróticos “previos” que ellas detestan y quisieran que ellos eviten!!

Avatar
Share

Aunque muchos creen tener el dominio sobre esos juegos divinos previos al sexo, déjenme decirles que tal vez estén equivocados y por el contrario pueda que “ellas” estén rezando para que se bajen de

Aunque muchos creen tener el dominio sobre esos juegos divinos previos al sexo, déjenme decirles que tal vez estén equivocados y por el contrario pueda que “ellas” estén rezando para que se bajen de esas nubes y “ellos” reconozcan que no lo saben todo, que necesitan más práctica, pero sobre todo, mayor sensibilidad. Hay mujeres que deciden ignorar esas pequeñas cosas y prefieren quedarse calladas a la hora de confesar las posiciones y movimientos que no les gustan, lo cual, como es lógico, no ayuda a resolver el problema llamado” “de los incómodos juegos eróticos previos”

A continuación te ofrecemos, algunas sugerencias que te ayudará a evitar aquellas cosas que podrías estar haciendo mal durante el jugueteo; léelo y asegúrate de no estar cometiendo alguno de estos errores comunes y fastidiosos para la mujer.

  1. Ser demasiado rudo

    Los hombres preferimos, por lo general, que nos toquen en una forma más agresiva, por lo que tocamos a las mujeres como a nosotros nos gustaría que nos toquen. Desgraciadamente, esto no funciona bien, por lo general, a las mujeres les gusta ser tocadas con suavidad. Por lo tanto, la próxima vez que estés haciendo algo a tu mujer trata de hacerlo un poco más suave y ve como responde.

    La Regla: Si estás dudando, en primer lugar, relájate. Es mucho más fácil para ella pedirte que vayas más rápido que pedirte que seas más suave; Comienza con un contacto suave y luego sube el nivel de intensidad. Esto te permite aprender la necesidad y gustos de ella.

  2. Perderse en la rutina

    Aburrirse en la cama es, normalmente, resultado de la falta de imaginación y, desde ya, de la falta de entrenamiento. Como opuesto a la timidez y a la limitación de hacer sólo lo que creemos correcto, en el entrenamiento nos da confianza en nosotros mismos para intentar nuevas cosas.

    La Regla: Todo tiene que ver con el método de la prueba y el error. Trata diferentes posiciones y diferentes presiones y luego pregúntale cómo se siente. No te olvides: de algún modo, ella también estará en modo de “entrenamiento”, descubriendo qué es lo que le gusta y qué no.

  3. Ser agresivo durante el sexo oral

    Algunos de ustedes, sin duda, habrán tenido o tendrán compañeras sexuales que no gusten del sexo oral. Pueden haber varias causas para esto, pero la más común es que, posiblemente, no se lo hayan practicado en forma correcta. En primer lugar, trata de no tener la boca seca cuando comienzas. Otro error es ser demasiado rudo o morder. Por último, muchos suelen alejarse de los puntos calientes demasiado rápido.

    La Regla: Cuidando de no sobrepasarte con la fuerza, comienza con el toque más ligero que puedas mostrar, y mantente así hasta que ella empiece a gemir e intente aproximarse hacia ti. Cuando ella se aproxime, en busca de un contacto mayor, evita caer en la tentación de ejercer mayor presión, y sostén el toque suave del inicio -justo lo contrario a lo que ella quiere, -esto la volverá loca -. Una lengua cálida, relajada y escurridiza es mágica cuando se hacen las cosas con corrección.

  4. Retorcimiento de pezones

    Retorcer los pezones de tu mujer, definitivamente, no es sexy. Esto es algo que los hombres suelen hacer y es parte de uno de los errores sexuales más graves, y muchos incluso preferiríamos la muerte a renunciar a su práctica. El retorcer los pezones no resulta erótico ni sexy. Al menos que te lo pidan específicamente, no lo hagas.

    La Regla: A la hora de trabajar sobre los pezones de una mujer, puedes tirar, succionar, y chuparlos fuertemente. También puedes frotarles con los dedos y los puños, friccionarlos generosamente entre los dedos, o tocarlos suavemente con tus dientes -el truco para esto es tocar el pezón con tus dientes, luego mover la mandíbula ligeramente -y lentamente- de lado a lado, de modo que los dientes rocen el aureola del pezón.

  5. Ir a fondo, demasiado rápido

    Siempre se ha acusado a los hombres de “encaminarse hacia los puntos húmedos” directamente, en lugar de tomarse el tiempo necesario para “encender” a una mujer en forma correcta. Las mujeres necesitan más estimulación y juego previo de lo que solemos darle. Tómate el tiempo necesario para aprender a leer a tu mujer.

    La Regla: Por lo general, suele ser difícil para el hombre entender por completo el complejo mundo de la sexualidad femenina. Esto es porque el cuerpo femenino necesita distintos tipos de estimulación para lograr una excitación completa, que transforme a las mujeres en esa diosa sexual capaz de hacer lo que sólo ella sabe.

Conclusión: Con un poco de práctica y voluntad, cualquiera puede dejar de ser un novato -o desganado- en la cama. Todos hemos cometido errores atroces y dolorosos durante el jugueteo previo. Y aunque el ego suele interponerse en el camino del mejor sexo, procura no cometer esos errores y así evitarás que tu vida sexual sufra por ello, así que ojo y aprende a reconocer esos errores que ellas tanto detestan.

Siguenos:
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux