LOADING

Type to search

Mónica Ferguson

Avatar
Share

Así como no hay ser humano que no le guste verse bien, igualmente no hay mujer que no sea un poquito vanidosa y por ello muchas veces recurre a uno y mil ‘truquitos’ con tal de lucir bella.

Dinámica, entusiasta y bella empresaria, quien con mucho éxito en nuestra comunidad ha impulsado “El Cambio Extremo sin Cirugía”

Por: Martha Lizola

 Así como no hay ser humano que no le guste verse bien, igualmente no hay mujer que no sea un poquito vanidosa y por ello muchas veces recurre a uno y mil ‘truquitos’ con tal de lucir bella. Pero en ocasiones ella quiere un poquito más y es entonces cuando recurre a ayuda externa y justo ahí es donde Sculptor Body está para ayudarla a mejorar su apariencia, sin correr el más mínimo riesgo.   

 Sobre éste y otros temas conversamos con Mónica Ferguson, una dinámica, entusiasta y bella empresaria quien además es la directora de Sculptor Body, cuyo tratamiento Sculptherapy ha causado sensación desde hace tres años en el mercado de la belleza corporal en Los Angeles. Sin embargo, a raíz de nuestra plática, ella quiso que abordáramos primordialmente lo relativo al concurso Cambio Extremo Sin Cirugías y que tan exitosamente su empresa llevó a cabo y con el cual llenó de felicidad a dos personas.

  “Este fue un concurso que se realizó hace meses, inspirado en programas como el Cambio Extremo sajón que también lleva a cabo concursos cuyas ganadoras -de bajos recursos- reciben cirugías plásticas para ayudarles a mejorar su apariencia física. En nuestro caso, decidimos hacer un concurso en el cual las ganadoras, no iban a tener ningún tipo de cirugía sino que serían tratadas mediante técnicas, procedimientos y tratamientos cien por ciento naturales”, nos dijo Mónica.

  Respecto al objetivo del concurso, ella comenta que desde el inicio, la idea fue bastante llamativa, porque hoy en día el auge y lo que está tomando más fuerza, es cualquier tipo de procedimiento en el cual no se ponga en peligro la salud sino que se pueda hacer de forma natural. Entonces se empezó con esa idea y fue dándosele forma al proyecto, y aunque ella lo impuso, obviamente se tuvo que contar con la ayuda de otros profesionales de la salud como dentistas, ortopedistas, estilistas profesionales para el cambio de imagen, dermatólogos, etc. 

 “Cuando ya se pudo contar con un buen equipo de excelentes profesionales y que iban a donar sus servicios sin ánimo de lucro, empezamos con el concurso y lo hicimos por medio de televisión, radio y prensa, donde invitamos a las personas que no tuvieran recursos y sí necesitaran un cambio en su físico, en su imagen, para que nos escribieran, nos mandaran las fotografías de cómo estaban y nos contaran su historia. Entonces, de esa forma nos llegaron cientos de cartas (alrededor de 800), El Aviso-Magazine fue a través del cual recibimos muchas de ellas; empezamos a preseleccionar y seleccionar hasta que quedaron dos ganadoras. Estas dos personas ganaron por sus historias, porque ambas nos conmovieron con sus relatos; una de ellas se llama Ana María Urrutia, originaria de México, D. F.. Ana nació con una discapacidad, sin un brazo y con labio leporino, debido a eso durante toda su vida tuvo muchas dificultades, Ana es madre soltera. Su caso nos conmovió muchísimo, lo presentamos ante el comité y por unanimidad decidimos que ella era una persona que merecía este cambio porque no tenía los recursos”, afirma Mónica.

  “La segunda ganadora fue Gina García, una bella muchacha de Bogotá, Colombia, pero que siempre ha tenido problemas de obesidad desde muy joven. Nos inspiró de ella saber que aquí en Los Ángeles hay tantas chicas jovencitas, desde los 13 ó 14 años, que tienen problemas de obesidad y piensan que no hay solución para ellas, se meten en un círculo vicioso del cual no pueden salir y que las lleva a vivir con muchas frustraciones, con mucha falta de amor propio, falta de autoestima que les hace creer que no valen nada”.

  -¿Cómo se dieron esos cambios? 

  “Empezamos a hacer el cambio en ellas, el que aproximadamente duró tres meses, pero el resultado salta a la vista…. Ana María recibio un brazo con un costo de casi doscientos mil dólares, pero ademas a las dos ganadoras él lo donó para esta causa, entonces obviamente se les proporcionó todo tipo de procedimientos en la cara, se les hizo rejuvenecimiento facial, por el procedimiento de remover grasa…  Gina, la segunda ganadora, perdió 50 libras, en el caso de Ana, bajó 35, y todo lo que se les hizo fue sin cirugía”.

 “Nuestra mayor satisfacción, fue ver “El Cambio Extremo” que estas personas vivieron, y que como muchas que hay por ahí, pueden tener un cambio radical en su apariencia sin tener necesidad de correr el más mínimo riesgo…. Uno ni siquiera se imagina cuánta trascendencia tiene esto en la vida de una persona. Por todo, ésta fue una labor muy importante y ahora estamos empezando con la segunda temporada, para iniciar con el concurso y elegir a las personas que vayan a ser las nuevas ganadoras y esperamos que este  año podemos escoger a cuatro ganadores!”, concluye feliz esta estusiasta y bella mujer a quien hoy traemos ante ustedes en nuestra portada!

Siguenos:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Next Up

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux